COMPARTIR

sábado, 26 de noviembre de 2016

QUÉ ES LA FOBIA SOCIAL CONTADA POR FÓBICOS SOCIALES




INTRODUCCIÓN

Este texto ha sido realizado por varias personas con fobia social incluida yo misma
Antes  de leer  esta explicación, dejar claro que no está basado en nada científico ni profesional.
Aquí no se encontrará una explicación de libro  como mucho, en ocasiones, sí el fruto de lecturas sobre el tema, con las que nos hemos identificado.
El  resto forma parte del sentir de personas que lo viven , de su experiencia , porque nadie mejor que nosotros   para explicarlo.

EL OBJETIVO  sería el de intentar que se conozca este trastorno desde quien lo vive y padece , intentando que de esta manera lo entiendan quienes no lo padecen.

He incluido enlaces a entradas de este blog en los que hablo de diversos temas en cuestión y que completan la informacion desde el punto de vista de quien lo vive .

Un primer paso para quien realmente  quiera saber y entender la fobia social es tenernos en cuenta y ESCUCHARNOS 



                                                                  Hablamos nosotros


¿QUÉ ES LA ANSIEDAD ?  LA ANSIEDAD SOCIAL


La ansiedad es una reacción automática que nos prepara para enfrentarnos a una amenaza.
Esta es una reacción sana que nos ayuda  ante una  amenaza real, pero no lo es cuando  nos afecta en nuestras vidas y nos hace infelices . En este caso se convierte en una ansiedad patológica,  en un trastorno .


Puede ir unida a una situación determinada (fobias especificas ) o puede ser generalizada.

Cuando la ansiedad se siente ante  personas en diversas situaciones sociales, donde se interacciona con los demás y en donde puede ser potencialmente evaluado, examinado o juzgado por otros es cuando se habla de fobia social o ansiedad social.

                                                                                                             Evitación y ansiedad anticipada
                                                                                                                              
Pero va más allá porque esta  ansiedad existe no solo cuando vives la situación temida, sino también la imaginada y anticipada ante un posible contacto social , que puede ser igual o incluso con un temor mayor que el real y llevarte a la evitación  convirtiéndose para quien lo vive en un no acabar  y en una “agonía” continua.

                                                                                                                             


Fora parte de definiciones y explicaciones más técnicas y universales , nos centramos en lo que realmente es tener fobia social,  cómo lo vivimos nosotros, qué implica realmente .

La vivencia de la fobia social es diferente para cada persona al ser ésta una experiencia compleja, pero existe un punto en  común a todas ellas: el malestar derivado del contacto con el entorno social y la dificultad para establecer relaciones interpersonales de forma satisfactoria, desde desconocidos, hasta familiares próximos , según la persona.

La fobia social es uno de los trastornos de ansiedad que genera más sufrimiento, ya que se trata de un tipo de ansiedad que se vive de forma frecuente y continuada al ser inevitable el contacto social y también porque es un trastorno muy poco conocido y entendido ,que se vive  en silencio por las características propias de la patología en sí, como miedo al rechazo, evaluación negativa etc..

La insatisfacción y la ansiedad que genera la fobia social a menudo suele llevar a la persona a una situación difícil, en la que ve menoscabada su autoestima y en la que pueden aparecer patologías asociadas como por ejemplo la depresión, agorafobia, ataques de pánico entre otras, siendo la ansiedad social el problema de base.

La incapacidad de llevar una vida normal, sentirse marginado socialmente y aislado, diferente a los demás y con dificultades para obtener todos los derechos que las personas tenemos por la incapacidad de solicitarlos. La sensación de ser personas invisibles, por no hablar ni saber comunicarnos con personas por miedo a la crítica o rechazo de los demás.

Es sentirse incomprendido, avergonzado por sentir una dificultad que crees que los demás no padecen y que hace que no puedas ser tú mismo en cualquier situación y por lo tanto pierdas mucho en la interacción con otras personas por ese miedo constante a no agradarles. Es autolimitar tus posibilidades en todos los ámbitos de la vida porque el miedo al fracaso es demasiado grande.

Es un miedo, más o menos paralizante, a no ser aceptado por los demás, lo que convierte la interacción con otras personas en muy estresante, por este motivo limita la vida de las personas que la sufren



Las personas que no padecen este tipo de ansiedad normalmente no son capaces de comprender el verdadero sufrimiento que genera en algunas personas algo que para ellas es completamente natural, el hecho es que la fobia social existe de verdad  y debería ser  comprendida y explicada. Es una problemática compartida por muchas personas alrededor del mundo y ha de ser tratada con seriedad y sensibilidad.

Quienes padecemos ansiedad de este tipo queremos hacernos oír por nosotros mismos, porque podemos hablar y queremos hacerlo desde quien lo sufre y entiende  y  concienciar al resto de la sociedad sobre un problema que tampoco es tan inusual en nuestros tiempos actuales. 

A la gente que no tiene este tipo de ansiedad no le interesa saber ni se preocupa de entenderlo. Y solo la palabra fobia social les hace pensar erróneamente  que somos antisociales, concepto totalmente equivocado, queremos colaborar y compartir con los demás, nos sentimos solos y queremos participar, pero no podemos.


                         NO somos antisociales     

¿Cómo explicar el miedo a alguien que no lo siente? es algo complicado para todos entender los miedos de otros, éste en concreto resulta dificil de comprender para personas que no tienen que hacer ningún esfuerzo para relacionarse con normalidad.

(Explicando que tengo fobia social)



¿POR QUÉ ES TAN INVALIDANTE?

Primeramente, tal como se ha mencionado antes, porque la fobia social genera problemáticas asociadas que pueden agravar el cuadro clínico.

Generalmente, la fobia social menoscaba la autoestima de la persona al estar expuesta de forma constante a sentimientos de inseguridad y miedo, generando una pobre imagen sobre uno mismo y sobre sus propias capacidades y potencialidades. A menudo ésta se siente culpable y se responsabiliza por tener unos defectos que cree que no debería tener porque los otros no los tienen.

También es invalidante porque las relaciones sociales son fundamentales para poder vivir en sociedad. Necesitamos relacionarnos en nuestro trabajo, con nuestros familiares y amigos y con el mundo en general para expresarnos y ubicar nuestra vida dentro de una estabilidad. Si nuestra capacidad de relacionarnos con los otros se ve afectada, es más difícil poder sentirnos a gusto en nuestras vidas.

Si la red social de una persona es limitada, también es limitada su capacidad de recursos

Porque nos impide hacer lo que realmente queremos , no somos espontáneos y libres como todas las personas que no padecen este trastorno.

Nos cuesta más estudiar porque se estudia en clase con gente.

Nos cuesta trabajar en cualquier empresa porque en cualquier trabajo hay mucha gente.

Nos cuesta salir con amigos porque nos cuesta tener amigos y relacionarnos….

Por todo esto es difícil que tengamos las mismas oportunidades que las demás personas.

Porque el peor enemigo somos nosotros mismos, no está ahí fuera, nos acompaña allá donde vamos, mina nuestra autoestima y se retroalimenta del propio miedo que sentimos que acaba por hacerse más y más grande.


¿QUÉ SITUACIONES GENERAN ANSIEDAD SOCIAL?

Una larga lista , tantas como posibles situaciones sociales existen  .Unos unas,  otros otros , varias en la mayoría de casos. Cuantas más se tiene ,  más limitante es  el trastorno .

Cosas del día a día  como relacionarse con compañeros del trabajo, (si es que puedes  trabajar , en algunos casos no es posible) , ir al cine,  a clase , pagar en la caja de un supermercado u otros , hablar con un vecino, ir a una fiesta, una discoteca, cambiar un jersey que te está pequeño  etc etc.  …….. e incluso dentro de tu casa,  si pej tienes que  llamar por teléfono .

Son cosas que a menudo no puedes evitar . Las que consigues hacer las haces con un gran índice de ansiedad real y anticipada

En definitiva la interacción con cualquier persona , por supuesto cuantas más personas sean  peor es el miedo y la ansiedad que sufrimos.



EL PAPEL DE LOS PENSAMIENTOS Y CREENCIAS EN LA FOBIA SOCIAL


Es conocido que la fobia social tiene un componente mental que se manifiesta en pensamientos y creencias que la persona tiene sobre sí misma y sobre las otras personas. Generalmente son pensamientos negativos acerca de la valoración de uno mismo en situaciones sociales y sobre lo que cree que los demás piensan de él.

“Se dan cuenta de cómo me siento”, “Pensaran que soy raro o estoy mal de la cabeza” “ Estoy diciendo idioteces” “Seguro que se están burlando de mi” etc etc.

Estos pensamientos obviamente no hacen más que acrecentar la sensación de invalidez, tristeza y ansiedad que experimentamos.

Sentirse inferior  al compararse con otras personas.

Evaluación negativa de uno mismo.

Miedo al abandono, al rechazo..





                    Es la pesadilla que se muerde la cola.








¿CUALES SON LOS SÍNTOMAS MÁS COMUNES DE LA ANSIEDAD ?


Tambien despersonalizaciones, quedarse paralizado o mudo  y otros
Síntomas que pueden derivar en enfermedades crónicas 






¿COMO PODRÍAIS AYUDARNOS ?

La mejor ayuda para cualquier enfermo es sin duda el no sentirse juzgado por los otros y tener de su lado el entendimiento y el apoyo social, que no se sustente en la ignorancia y el desconocimiento.

Soporte de apoyo psicológico específico para nuestra enfermedad que dista de parecerse a otros trastornos mentales que nada tiene que ver con nuestro problema.

Abrir canales de investigación sobre la enfermedad para poder prevenirla y tratarla a tiempo.

Respecto a los familiares o personas cercanas:


No presionarnos para que nos relacionemos con otras personas.
No ridiculizar nuestros miedos, ni intentar convencernos de que son ilógicos ( eso ya lo sabemos y aún así no lo podemos superar). Así solo se consigue que nos cerremos en banda , nos enfademos,   no confiemos ni busquemos un apoyo que podemos necesitar , porque vemos que nos hace más mal que bien, además de añadir más  frustración respecto al trastorno, por sentirnos incomprendidos por nuestros propios familiares, que se supone ,nos quieren . 

Si llega el momento en que queremos hablar de ello, sin presiones, escucharnos intentando poneros en nuestro lugar .
Supongo que esto puede ser muy difícil porque son miedos irracionales y sin explicación coherente, pero así lo son todas las fobias. 

Intentad pensar cómo os sentiríais vosotros si tuvierais miedo a cualquier cosa y no os tuvieran en cuenta. Eso no significa que debáis compartir nuestras ideas, conductas ,actuaciones o aislamiento,  a menudo no las más deseadas, sobre todo para un familiar que busca nuestro bien, pero sí poneros en nuestro lugar , necesitamos sentir ese apoyo, no sentirnos juzgados y saber que pese a todo estáis de nuestro lado.

Festejar nuestros logros por pequeños que os parezcan , para nosotros  son grandes y el que se nos reconozca nos puede animar a repetirlos o a probar con nuevas  cosas.






https://amtaes-asociacion.com
                                                                        AMTAES




martes, 22 de noviembre de 2016

Yo soy yo, no puedo ser tú


El otro día hablando con un persona cercana a mí salió el tema , como suele ser habitual, de mi peculiar forma de ser , mis miedos,  mis evitaciones etc..  y ,como  siempre también,  las imperacciones a cambiar . 
Reconozco que debería luchar aún más,  pero ante el hartazgo de tanta presión le respondí :
  
  -  Yo me gusto como soy,  si cambiara algo ya no sería yo, incluso si  es para mejorar 

Dicho así no parece lo más correcto , porque mejorar siempre es bueno . Lo dije con rabia ,porque me fastidia que me quieran cambiar que no me acepten como soy, que no valoren lo positivo  e incidan siempre en lo negativo .

Pero es que en ese fondo , en la base , no , no quiero cambiar ni para mejorar .

Cuando voy a una peluquería y me ponen supuestamente guapa, no me gusto,  porque esa no soy yo , me veo rara y eso me hace sentir incómoda… o cuando se habla de cirugía estética,  jamás se me ocurriría operarme para mejorar,  ni siquiera las arrugas que vayan apareciendo,  porque estas las voy asimilando o asimilaré poco a poco hasta hacerlas mías. Quitarlas estirando la piel , que es lo que se hace en estos casos,   no me iba a retornar a ser la de antes , sería otra versión rejuvenecida quizá de mi yo, pero el yo de años atrás tampoco.

Con mi personalidad me pasa igual , tengo muchas manías o defectos, algunos dirían que deficiencias en tanto en cuanto no consigo hacer según qué y me limita , pero no por ello reniego de mi esencia, de mi yo .

¿Mejorar a que precio?  ¿Y para quien?  ¿Para encajar en la sociedad?  ¿Para ser como una mayoría adaptada a ella?¿ Quien elije qué debo mejorar ? ¿los demás?

Evidentemente que quiero ser mejor,  pero también quiero ser yo.

Así se lo explico, y me dice casi espantado:

    -    ¿  Pero de verdad te gusta cómo eres?  

Más espantada me quedé yo con la pregunta 

Tuve que decirle pues sí. Quizá me gustaría ser más valiente y algunas otras cosas más,  pero sobre todo porque me trae problemas y dificultades, pero no me avergüenzo de mi misma. Nadie es perfecto y yo no les pregunto a ellos   si les gusta como son, aún cuando puedan  tener algunas características más aceptadas y/o valoradas en la vida  o  más prácticas y útiles  

Al final es lo que digo siempre , en este mundo solo gana el fuerte el que pisa si es necesario para avanzar, progresar y ganar,  y luego estamos nosotros, o yo, y me veo rodeada de ese mundo en el que no encajo, porque insisto en hacerme daño a mi misma y rodear,  en lugar de pisar , y miedo siempre miedo . Es difícil defenderse así.

Esto no me hace ser necesariamente mejor persona , pero tampoco peor



Todo esto me supo fatal entonces me di cuenta que son los demás los que minan, o tratan de hacerlo , tu autoestima , que te hacen dudar  ¿Tengo que renegar de mí?  ¿De lo que soy? ¿Tengo que ser lo que los demás dicen que debo de ser y que supuestamente es mejor?  ¿Es inútil que me aferre a mi yo?

Estuve leyendo  un estudio de la universidad de Salamanca  que habla del papel de los conflictos cognitivos en la fobia social. Este concepto hace referencia a aquellas connotaciones vinculadas a tu manera de ser, de modo que dejarlas atrás amenaza, en cierta medida, tu identidad.


“Cuando relacionarse amenaza la identidad:
 la fobia social desde un enfoque constructivista"
Universidad de Salamanca

Hasta qué punto tendrían que cambiarme con terapia cognitivo-conductual  para “curarme” sin dejar de ser yo,  sin afectar mi identidad , mis constructos nucleares , como los llaman en el modelo  constructivista .

En las terapias se dice que seguirás siendo tú misma , pero si a mí mi naturaleza y/ o personalidad innata me dice una cosa , es bastante difícil que piense ,sea y actúe de forma diferente a la que soy a no ser que deje de ser yo .


Si mi personalidad innata es el de una persona tímida nunca podré ser una persona extrovertida  o,  sin llegar a los límites , dejar de ser tímida o incluso dejar  de tener miedos que han estado ahí desde siempre .

Los constructos nucleares no se pueden cambiar o tambalearía mi forma aprendida de adaptarme al mundo y que me funcionaron en su momento . Puedo construirme otros nuevos cara al futuro, pero no destruir los anteriores .
Esto no lo digo yo,  lo dice este sistema constructivista , pero lo comparto.

Reconozco tener  pensamientos erróneos,  que se podrían tratar de modificar. Son pensamientos que  distingo y aún así no soy capaz de tener en cuenta,  pero otra parte es mi personalidad y formas de ser que puede no me beneficien en esta vida ,pero es lo que soy .



    El problema,  no es que yo no me acepte,  el problema es que los demás no me aceptan como soy y continuamente te dicen y te minan , etc y cuanto más especial o diferente es tu personalidad  a lo más habitual , para bien o para mal,  más presión hay de fuera.

     Quizá las personas con personalidad   fuerte lo soporta, siempre lo tendrán más fácil además,  al poder imponer su voluntad pej   pero la más débil puede tener recaídas en su autoestima , sin ser esta baja , o no todo el tiempo



    Por eso a veces te apartas,  echas fuera de tu vida los que no te valoran o crees que no te valoran,  y convivir con los que te hacen estas preguntas y que no puedes desterrar de tu vida , porque pese a todo les quieres resulta duro y muy especialmente duro.

      Piensas que son los primeros que te tendrían que valorar y potenciar tus valores,  y no recacalcarte tus defectos

    Quizá  es por eso que me molesta tanto cuando definen la fobia social como miedo a la valoración negativa,  como algo único y exclusivo, como si fuera la base principal y casi única del problema,  que si , que no negaré que haya algo de eso , pero hay matices. Pienso que no es exactamente así 

    Quizá lo único que buscamos es que nos acepten como somos y , como parece “que no estamos hechos para este mundo” porque no cumplimos lo que socialmente se suele esperar  ,  damos por hecho que pensarán que no somos adecuados. No para ellos al menos 

     Lo que queremos es integrarnos y encajar,  por eso huimos y evitamos cuando creemos que eso no será así  o más precisamente cuando nosotros sentimos que no encajamos con esas personas porque no tienen nada que ver con nosotros o porque creemos que nos harán  daño , que tendremos que fingir para formar parte  y eso nos hace sentir muy incómodos 

    El problema es que muchas de las personas que tratamos en nuestro día a día son de un trato obligado,  vecinos, compañeros de trabajo…  con los que tenemos que convivir nos guste o no,  creamos encajar o no .
     Lo que para el resto de personas sin este problema es algo natural, para nosotros es un mundo.

    Sé que los psicólogos y demás no lo verían como yo, dirían que el problema es la baja autoestima que pienso que soy inferior a esas personas,  que no me valoro y que por ello pienso que todos me valorarán de forma negativa.

    Yo les diría que tengo la suficiente autoestima como para decir : 

    YO SOY YO Y NO PUEDO,  NI QUIERO , SER TÚ 


    martes, 1 de noviembre de 2016

    Dificultad a la hora de relacionarse con el sexo opuesto en personas con fobia social




    La dificultad a la hora de relacionarse con personas del sexo opuesto es  una de las variables de este trastorno que más nos incomodan y también la que trae consecuencias que nos afectan de por vida , ya que , a menudo, las personas con fobia social acaban solas, sin pareja ni familia propia  o les cuesta mucho conseguirla.

    Esto nos aleja de la felicidad o realización plena. Nos dificulta  conseguir unos objetivos que son importantes en la vida de cualquiera  (o de muchos,  también  los hay solteros convencidos. Esto es como en todo ).

    Tener una pareja , una familia es algo muy importante  y básico , ya  no   de mera subsistencia  ,  pero  sí de realización personal.


    Por todo ello es  un tema que no solemos  llevar nada bien y que nos preocupa.



    Yo soy de las que piensa que los hombres son de Marte y las   mujeres de Venus  que un día ambos viajaron al planeta  tierra se quedaron y se encontraron, que somos diferentes vaya y que hablamos idiomas diferentes. Si ya nos cuesta  comunicarnos con los terrícolas,  comunicarse   con  terrícolas que vienen de marte   , o viceversa , es  aún más difícil. 


                                     ¡¡¡¡  No conocemos su idioma !!!!!



    Fora parte de ello  tienen algo que seduce , nos sentimos atraídos y queremos resultarles atractivos . 



                                                  Esas mismas diferencias son las que  nos atraen.   






    Para empezar no es fácil entenderse en otro idioma y para terminar está que a nuestro ya   instinto de querer agradar , que forma parte de nuestro trastorno , se le une ese otro instinto más potente que lo multiplica , pero en este caso se trata de agradar a alguien que es de otro planeta. Todo es más complicado.  

    Podrías llegar a  conseguirlo con alguien de tu especie , pero.....

                          ¿Cómo hacerlo con ese ser "extraño"   ,diferente ..?

    Por supuesto esto es algo que  les pasa a todos en mayor o menor medida con o sin fobia social , al menos en lo que se refiere a intereses de pareja . Cuando hay algo que quieres y deseas es normal estar nervioso y tener ciertas mariposillas en el estómago  . No sabes si esa persona te va a corresponder , si te va a aceptar.

    Esto con fobia social es realmente complicado. También tenemos ese instinto de agradar y buscar al sexo contrario , pero entra en juego nuestra especial dificultad ,  la inseguridad es aún mayor. Piensas de entrada que es difícil que tú le gustes , te vuelves aún más torpe , algo más que tímido….  puedes llegar a rehuirles del todo, a encontrarte realmente incapacitado en estas situaciones y a evitarlas .

    Pese a todo la realidad es que deseamos relacionarnos con ellos , aún cuando nos acabe resultando algo temido , aún sin saber ni poder comunicarnos  con ellos . Nos parecen  seres especialmente  interesantes,  atractivos , que realmente nos gustan y con los que queremos tener contacto. Tanto es así  , que  nuestro afán es la causa directa de nuestra limitación , cuanto más deseemos algo , más miedo nos da no alcanzarlo o ser considerados por ellos en este caso , como poco interesantes o no dignos .  Ante la duda , como decía,  tendemos a evitarlo.

    Todo esto nos resulta bastante  frustrante, es un querer y no poder , es algo   que nos causa infelicidad ,  algo con lo que , en muchos casos , nos pasamos luchando casi toda la vida.
    Nos sentimos inútiles como si fuera  un terreno vedado para nosotros, aún cuando el deseo  es  casi más fuerte   diría,   si cabe  .
    Sentir amor , tener una pareja ,un proyecto de futuro,  familia quizás,  nos crearíamos nuestro propio mundo particular , un entorno de confianza , un apoyo . Ya no nos importaría el resto,  o no tanto. Seríamos dos contra el mundo ,  no estaríamos solos  

    Con una pareja tendríamos resuelto gran parte de nuestra satisfacción personal  en esta vida , una de las partes más importantes junto con el trabajo .



    Según Maslow, después de las necesidades fisiológicas,  en las que por cierto también entra el sexo, están las de familia , no tenerla haría que no estuvieran cubiertas las necesidades mínimas que un ser humano necesita para ser plenamente feliz ,


    Hay que puntualizar  que no es fobia específica  al sexo contrario , por si hubiera alguna duda,  de hecho existe esta fobia como tal ,  se llama  heterofobia. La  realidad  en nuestro caso  es  que es una situación o variable fóbica más  de la fobia social , como pej la de tratar con figuras de autoridad , es decir, una incapacidad o dificultad especial  como tantas otras con este trastorno.

    Luego también  existirán,  sin duda,   variantes específicas para cada uno:  

         “Tenemos fobia social , pero no somos todos iguales”.

    Las cosas que nos limitan pueden ser diferentes y afectarnos de diferente manera

    Ya de entrada  hay pej  una gran diferencia entre cómo lo viven los fóbicos masculinos y/ o los  femeninos.
    Siempre tenemos la eterna discusión sobre quien lo tiene más difícil  y aún  cuando en la parte masculina no puedo  entrar ni profundizar , sé que hay ciertas variables importantes pej el sexo que creo es más importante para ellos o el hecho de que normalmente son quienes han  de tomar la  iniciativa aunque  , por suerte para ellos, cada vez menos.

    En las mujeres también está la posibilidad de que ningún hombre se nos acerque.
    Si  tendemos a evitarlos ¿Cuándo nos vamos a dejar ver y esperar que supuestamente  nos conquisten?   
    Y si no somos lo sificientemente atractivas físicamente, cosa en la que se fijan muy especialmente,  y no hay manera de darse a conocer por nuestra fobia ... ¿ Entonces que? 
    La actitud pasiva  , que ellos ven como una ventaja, no es garantía tampoco.

    (Al final de la entrada incluyo una entrevista a una persona de sexo masculino con fobia social que nos explica como se vive desde esa parte explicando su vivencia) 

           

                DESDE EL PUNTO DE VISTA FEMENINO

    Las mujeres tenemos otras variables y aunque no lo crean ellos son igualmente invalidantes o incluso yo diría que peores.
    Ellos experimentan unas carencias por culpa de la fobia, pero  las mujeres a parte de esas carencias , está la existencia de algo real que puede llegar a considerar a un hombre como un peligro potencial.

    Sí, podemos llegar a pensar que peligra nuestra integridad física y no es algo imaginado , por desgracia es bastante real, aunque no sea la norma , gracias a Dios.
    Es decir , que  para empezar hay una vulnerabilidad , un punto de alarma y peligro real que nos podría hacer,  y de hecho nos hace ,  mantener una alerta o precaución hacia el sexo contrario .

    Salir de noche solas pej se ha convertido en un peligro. Las chicas ya buscamos siempre ir en grupo o acompañadas y de hecho en casa siempre está la primera advertencia,si volvemos tarde :

    •  No vuelvas sola , que alguien te acompañe.

    Es decir que de entrada la existencia de un "miedo" más que fundado  existe .

    Esto, evidentemente ,  ya sería ponernos al límite del problema , pero no deja  de ser una variable  más que condiciona .  



    También está la de toparse con un hombre adulador,  o incluso acosador por la calle, normalmente suele ser en grupo que intimida más.  ¿Qué chica no ha pasado pej delante de un grupo de chicos y le han dicho de todo?.

    Esto existe  y ¿Cómo llevar esto con fobia Social?





    Creo que lo que he contado hasta ahora es un poco la idea general  sobre todo orientada a tener o no pareja que  ,en principio,  es lo que más  suele preocupar  , pero...
    el problema  suele abarcar todo tipo  de situaciones que se puedan tener con el sexo opuesto

     Compañeros  de trabajo,  algún amigo de una amiga , por la calle un desconocido,  el dependiente de una tienda, el chico que se sienta a tu lado en el autobús , un vecino que te dice buenos días  etc 






    Esos seres de Marte que tienden a observarte  , aún cuando no te digan nada, por puro instinto.









    Esos seres de Venus mágicos,  misteriosos, con un lenguaje tan difícil de entender


    Esas miradas ,de los marcianos y las  venusinas que si te miran no te están evaluando de la misma manera.


    Mi relación con el sexo opuesto
    Sin profundizar mucho, decir que lo vivo como lo he explicado en general

    Sí, a mi sin duda me impone , me asusta el sexo contrario.  De hecho en mi  caso es una de las partes más fóbicas de mi trastorno. Aún cuando a menudo me sienta atraída hacia ellos y busque agradar especialmente.
    En mi caso y con esta,  llamémosle timidez especial,  esas respuestas ,de existir,   quedan en sonrisas tímidas , que no dejan de ser sugerentes, mi condición femenina y coqueta  sin duda existe , algo que por otra parte a ellos les encanta,  forman parte del encanto femenino dicen.

    Me resultan seres interesantes que son especialmente  receptivos al sexo contrario, pero al tiempo les temo , me siento incómoda con ellos , solo si hay presencia femenina al mismo tiempo y  en mayoría junto a ellos la tolero, sinó, tiendo a evitarlo.

    No sé tratar con ellos , me vuelvo inútil,  más tímida de lo habitual,  quizá porque mi radar no puede imaginar que estarán pensando de mí , dudo de sus intenciones pej. 
    Sé que me evalúan de forma diferente a como lo podría hacer una mujer y eso me impone fuertemente . Un examen más dificil de pasar que en muchos casos ni siquiera depende de mis valores. 
    A parte siento cierta alerta o precaución especial,  si ya la tengo con el resto de personas, con el sexo contrario  es mayor.




    Existe  un instinto de agradar, a menudo inconsciente,  entre los sexos , un afán de conquista .

    Lo llevamos en los génes desde que el hombre es  hombre.



    Saberlo, sentirlo, vivirlo .... condiciona,  aún cuando no te interesen como pareja ni te gusten especialmente.

    Desde el principio de los tiempos :   
    Ellos buscando mujeres cuantas más mejor , jóvenes en lo posible , para engendrar ,  para que sus génes  persistan y  se multipliquen lo más posible .
    Ese instinto "depredador" , digamos, de acumular conquistas continúa en nuestros días . No digo que se haga en todos los casos ,  sino que hay un instinto primario que viene de lejos 

    Ellas  buscando un hombre fuerte y luchador que las proteja a ellas y su prole ,que les garantice su supervivencia .
    Hoy en día las mujeres somos autosuficientes,  pero en el fondo,  o de forma instintiva, seguimos buscando o esperando tener a nuestro lado esa persona que nos proteja, como complemento al menos.

    Quizá por ese instinto de conquista ,los que no tienen esta dificultad con el sexo contrario pueden llegar a  encontrarse mejor entre ellos .

    Dentro del mismo sexo existe cierta competitividad, se perdonan menos las cosas,  por decirlo con un ejemplo práctico, a veces hay un choque y obviamente  no existe ese  instinto innato de conquista .

    En general un hombre resultará más agradable en su trato hacia una mujer porque, en principio,  tratará   por instinto  agradar , conquistar aunque no sea su intención o no tenga interés como pareja   y lo mismo una  mujer hacia un hombre.

    ....................................................................................................................................................................

     DESDE EL PUNTO DE VISTAS MASCULINO .
    (Entrevista a una persona de sexo masculino con fobia social. Su vivencia).


    ¿Cual es tu dificultad ante el sexo femenino,  qué temes exactamente ?

    Mi dificultad ante el sexo femenino es ser rechazado. Es la creencia de que el rechazo es absoluto y automático si yo demuestro interés por una mujer.

     Mientras más interés demuestre, más automático se vuelve el rechazo. Ese es mi problema.

     Siento que no soy una persona atractiva o interesante para una mujer porque, por lo mismo, pienso que no tengo mucho que ofrecer. Pienso que soy menos que los demás en términos sociales, en términos de lo que he logrado en la vida, en términos económicos que no es nada. Siento que no tengo nada que ofrecer.

     Por otro lado yo no me manejo bien con el amor porque el amor para mi es algo desconocido: me cuesta dar ternura, cariño, caricias, decir te quiero, tomar de la mano, porque a mí un abrazo me pone tenso, más que producirme placer un abrazo me incomoda, o tomar de la mano, la cercanía física me incomoda y todos estos factores me hacen sentir que el rechazo es automático y que una mujer, especialmente una mujer que a mí me interesaría mucho, no se interesaría por mí.

    ¿Cómo es tu relación con las mujeres en general, en otras situaciones?

     El miedo al sexo opuesto es particularmente intenso cuando me acerco a una mujer con la intención de conquistar o de querer tener relaciones sexuales.
    Si no tengo esas intenciones entonces no hay  problema porque no anticipo rechazo. Por ejemplo, no tengo problema en interactuar con una cajera de supermercado, con una mujer de un banco o una chica  en un restaurante.
    Lo que me causa el miedo al sexo opuesto es la intención de conquistar, si esta no existe entonces el miedo tampoco existe porque la posibilidad de rechazo es nula.

    Lo que sigue existiendo, aunque no hayan intenciones de conquistar, es el miedo de la fobia social  a relacionarse cara a cara con personas, sean hombres o mujeres.


    ¿Por que crees que los hombres con fobia social lo tenéis más difícil? 

    Yo creo que los hombres con fobia la tenemos más difícil porque en la conquista el hombre juega un rol activo. El hombre es el que tiene que salir a persuadir, a conquistar y eso es algo que me cuesta mucho. Simplemente no puedo, me falla el autoestima, me cuesta pensar en cuales atributos son los que yo pondría en la conquista, qué es lo que tengo que ofrecer, en cambio yo veo que la mujer juega un rol un poco más pasivo y por tanto le es un poco más fácil. 
    Ahora, yo entiendo que la mujer juega un rol pasivo y por lo tanto podría serle más fácil iniciar una relación, pero tampoco se trata que la mujer se decida por cualquiera; ese es el problema de la mujer. 
    Se trata de que la mujer le diga que si a alguien que ella elija, a alguien que le guste, no se trata de decir que si al primero. Pero de todas maneras pienso que la mujer tiene una ventaja porque es difícil salir a conquistar. 
    Yo escasamente me puedo relacionar con personas. Tiendo hacia el aislamiento social, hacia la soledad. 
    Yo no iría a un bar, a lugares de conquista donde hay concurrencia de gente, lugares donde hay mujeres bonitas, a un concierto, a una actividad recreativa. 
    Yo no voy a esos lugares porque de partida me causa ansiedad, me causa ansiedad ir a lugares concurridos mucho menos a conquistar a una mujer. Entonces simplemente pueden pasar los años y no tengo la oportunidad de conversar con mujeres y eso lo hace un poco más difícil para el hombre. 
    Pueden pasar los meses, los años y yo no salgo a conquistar. En cambio a las mujer los hombres se les acercan, ellas no tiene que salir a conquistar. 


    ¿Qué carencia te ocasiona este hecho ? 

    La carencia que me ocasiona esto es una profunda carencia afectiva. La añoranza de una compañera de vida con quien compartir, a quien querer y ser querido. Esa es la carencia.
     Una condena a la soledad y eso no es vida. La soledad en si es una carencia afectiva. 

    Esta carencia más me hace soñar con encontrar la mujer de mi vida, pero también mientras mayor es la carencia, más se idealiza y más difícil se hace encontrar a la persona. 

    Ahora, yo no me doy cuenta , pero mujeres potenciales hay, seguramente me he topado con ellas cientos de veces,  pero soy yo al final el que se echa para atrás. 
    Soy yo el que busca excusas para no entrar en pareja; 

                "  Esa mujer no me gusta, no me gusta su pelo, no me gusta cómo se viste, muy gorda, muy flaca, muy linda, muy fea. No me gustan sus dientes. No me gustan sus ojos. No me gusta dónde vive. No me gusta su condición social. Porque tiene mucho, porque tiene muy poco, porque no tiene educación, porque tiene mucha ....... "   

    En fin, las razones para rechazar son miles.

    Soy yo el que al fin y al cabo rechaza porque temo al rechazo. Pienso que si hiciera un avance para conquistar,  el rechazo seria absoluto y automático. Entonces es tanto el temor al rechazo que nunca llego al punto en que se pudiera dar un rechazo, yo abandono antes, me echo para atrás antes y así ha sido la tónica de mi vida hasta mis 60 años. 


    La otra carencia que genera esto es una carencia sexual.

    Para mí , y para los hombres en general , el acto sexual, tener relaciones sexuales, es algo de suma importancia, está ligado a mi autoestima.
     Cuando pasa el tiempo sin tener relaciones sexuales me siento mal como hombre, me siento disminuido, mi autoestima falla, me hace sentir menos como hombre, me hace sentir que la vida pasa y no la vivo, que no la disfruto, que la vida se me escapa. 

    La sexualidad en nosotros los hombres está muy ligada a la razón de nuestra existencia.

    Tenemos un impulso sexual muy potente. Los hombres venimos cableados con una urgencia sexual, carnal y cuando eso no se concreta nos sentimos que no estamos funcionando como hombres. Se produce un problema profundo de autoestima y esto se agrava porque los hombre nos excitamos con la vista entonces salimos a la calle y miramos mujeres por todas partes, los pechos, las piernas, las curvas, y eso más nos frustra, se va aumentando la frustración. 
    Salir a la calle y mirar mujeres solamente me recuerda que yo no soy sexualmente activo y eso cada vez va minando mi autoestima, una sensación de que no estoy viviendo la vida. 

    Es una cosa terrible en mi existencia y asumo que es en la vida de todos los hombres.

     El impulso sexual es algo tan potente que claro uno dice que la diferencia entre el hombre y el animal es que el hombre puede curvar sus instintos. Pero lo que ocurre es que, en la fobia social, no es que queramos curvar los instintos sino que, debido al trastorno, no podemos conseguirlo. 
    Si yo fuera Indira Gandhi… 
    Gandhi no tenía relaciones sexuales, pero por una razón. El elegía esa vida.
     Los curas católicos eligen no tener sexo , pero yo no he elegido esa vida, . 
    Yo quisiera tener relaciones sexuales, pero me veo frustrado porque no puedo, porque no me puedo relacionar con mujeres, porque no puedo conquistar. 

    En resumen,  mi carencia afectiva profunda es tanto la falta de una compañera de vida, alguien a quien querer y con quien compartir , y además una carencia sexual que me destruye por dentro.