COMPARTIR

sábado, 26 de mayo de 2018

Sección "Hablamos nosotros" : Experiencia laboral y reflexiones

“Este mundo funciona así, si eres vulnerable, todos a por tí.”


Converso con un fóbico social que se dirige al formulario de contacto de mi blog buscando cierta información.
Viendo todo lo que podría explicar y aportar por sus vivencias  , le invito a que explique alguna en particular para el blog. Accede de forma anónima.

Me habla primero un poco de temas que nos suenan y que vivimos a menudo, pero sobre todo me habla de cansancio y entra en mi como fluyendo del recuerdo y lo vivido , esa sensación, sí, de agotamiento , necesidad de rendirse , de aceptarlo y vivirlo lo mejor posible.

Es especialmente rápido empatizar y sentir lo que ya hemos vivido .

Luchas ; pero es tan tremendamente  agotador.. que sin duda tu deseo es rendirte y dejarte llevar.

Así me lo explica:

Me ocurre algo, además de mis pensamientos siempre negativos y recurrentes , mi falta de interés , mi falta de motivación, falta de iniciativa, mi ansiedad anticipatoria, el miedo a fracasar , mi desgana y apatía, y un larguísimo etcétera , cosas que algunas  conocerás bien.
Estoy muy cansado,siento que ya lo he dado todo, que ya he recorrido todo mi camino, es por lo que dudo. En mi pequeño mundo me siento seguro, además suelo abandonar todo lo que me propongo.”

Finalmente me cuenta su vivencia laboral.
Por desgracia el tema del trabajo es un tema que precupa enormemente y no tiene final.


Es poca cosa lo que te voy a decir, y además es muy común entre nosotros los fóbicos, por lo que no creo que aporte mucho.

Quiero ser breve.

Es algo que me condicionó mucho en mi vida laboral, comencé a trabajar a los trece años, no era cara al público fue en un taller de artesanía. Trabajábamos sólo mi jefe y yo, hasta ahí más o menos normal, hasta los diecinueve años.

Tuve que empezar mi vida laboral en la vida real, una jungla, al parecer este mundo funciona así, si eres vulnerable, todos a por tí.

Claro, esa vulnerabilidad, no se ve a simple vista, pero en un corto plazo se hace visible:

la vergüenza, el miedo, la ansiedad,el pensar que estás en deuda con todos, sentite extraño, diferente,(paranoias) la intolerancia a la frustración, con todos sus síntomas, algo imposible de esconder, y con sus terribles inconvenientes, esos grupos intimidantes,miradas desafiantes, aislamiento, ese no saber decir que no, esa sumisión, y ese largo etcétera.

Y como no, mis pensamientos, siempre negativos, se que me miran...se ríen de mí, están todos en mi contra, me critican, me angustio, me falta el aire, se me revuelve el estómago, la cabeza me estalla, me agarroto, me dará algo al corazón, bueno mejor me callo, o mejor aún, desaparezco y me quito de enmedio en cuanto pueda.

Aún siendo muy trabajador, no tenía estabilidad, nunca me despidieron de ningún sitio, siempre me marchaba yo.

A veces eran unos pocos meses, otras veces menos, según también mi estado de ánimo al padecer también depresión, lo que hacía que fuesen visibles antes los síntomas.

Así una vida entera, cambiando de trabajo constantemente, intentando buscar trabajos con pocos compañeros, prácticamente imposible, hasta acabar… sólo en la carretera, con un camión de un sitio a otro, mi empleo más dilatado en el tiempo, alimentando, día a día, con la soledad,  la maldita depresión.

#Hablamosnosotrosdefobiasocial

jueves, 17 de mayo de 2018

Adicciones que más se relacionan con la fobia social o ansiedad




Otro tema muy relacionado con la fobia social son ciertas adicciones, primero decir que yo no he tenido ninguna , pero en ocasiones puntuales he abusado y no me parece muy extraño o difícil tenerlas en estas circunstancias, aunque tengo mis reservas y opiniones en algunas.
En esta entrada recojo diversas teorías o estudios  sobre las adicciones que más se relacionan con la fobia social o ansiedad   por ser drogas más comunes y de fácil acceso y al tiempo hablo de mi opinión , mi experiencia y algunas polémicas.



Gif


El 39,6% de las personas con fobia social presentan abuso de sustancias. Existe así un alto grado de vulnerabilidad a desarrollar una adicción.



TABACO 



“Se ha encontrado una clara asociación entre el consumo de tabaco y algunos trastornos de ansiedad, como el trastorno de pánico el trastorno por estrés postraumático , trastorno de ansiedad generalizado y la fobia social”


Las personas con ansiedad fuman mucho y los fumadores sufren de ansiedad o pueden desarrollar un trastorno por este hábito.

Cuando tenemos ansiedad , incluso la normal del día a día de cualquiera, es conocido que acudimos a conductas  poco saludables y desadaptadas como p ej fumar , pero también problemas con  la comida ( personas que comen en exceso por ansiedad o que les da por no comer,  mi caso por cierto )  o abuso de tranquilizantes.

Buscamos la manera de aliviar nuestra ansiedad.

Existen unas teorías que indican una relación entre los trastornos relacionados con sustancias y los trastornos de ansiedad.

  • Ansiedad inducida por sustancias  es decir  que los síntomas de ansiedad son una consecuencia del consumo de sustancias.

  • Una hipótesis del mantenimiento.  El consumo  buscaría calmar o aliviar la ansiedad  que aparezca ante una posible amenaza .

Algunos estudios parecen indicar que la fobia social es un predictor significativo del consumo de tabaco

  • Hipótesis de sensibilidad a la ansiedad  esta se ha observado en los casos de trastorno de pánico, fobia social y trastorno por estrés postraumático.

“La sensibilidad a la ansiedad se define como el  miedo a la ansiedad o a los síntomas vinculados a ésta, que surge de la creencia de que estos síntomas tienen consecuencias negativas”

La conducta de fumar tiene  un papel moderador de la sensibilidad a la ansiedad

  • Modelo cognitivo .

Fumar facilita el afrontamiento de situaciones amenazantes o estresantes, esto mantiene la adicción. A medida que el consumo aumenta y se convierte en un hábito cotidiano para la persona, se pueden producir cambios neuroquímicos muy parecidos a las alteraciones endógenas propias de los trastornos de ansiedad.

La nicotina produce tanto efectos ansiolíticos y antidepresivos como ansiógenos.

La nicotina incrementa la liberación de dopamina, lo que potencia las propiedades reforzadoras de la droga. Junto a estas propiedades reforzadoras primarias, la acción de la nicotina ejerce un mayor efecto en situaciones estresantes, lo que explicaría su mayor potencial adictivo en personas que se encuentran sometidas a altos niveles de estrés, o que se sienten ansiosas y/o deprimidas.

Una persona  cualquiera que se encuentre  sometida  a menudo a fuertes demandas durante tiempo y que además presenta un perfil de riesgo individual (e.j., altos niveles de sensibilidad a ansiedad, intolerancia al malestar, elevado afecto negativo etc.), y que  tiene acceso  fácil al tabaco en este caso  corre un mayor riesgo de consumir y terminar desarrollando un trastorno por consumo de sustancias, que a su vez presenta una alta comorbilidad con algunos trastornos de ansiedad.

En nuestro caso es obvio que diariamente tenemos  que enfrentar situaciones de ansiedad  o estrés  al tener que enfrentarnos a situaciones sociales constantes y con ello un más claro riesgo de  facilitar esa comorbilidad con el consumo de tabaco.






ANSIOLÍTICOS ( BENZODIACEPINAS)

Tipos de ansioliticos 

A mí y seguramente a las personas que sufren ansiedad , sea del tipo que sea, sobre todo si da origen a un trastorno como en este caso la fobia social, es fácil que no nos falte nunca tener un tranquilizante siempre a mano por si las moscas. Somos personas con dificultades para afrontar problemas cotidianos o exigencias diarias y a veces acudimos a ellos para superarlos. No sería muy difícil llegar a  una adicción, pero ésta, de existir, es una consecuencia de problemas previos.

Dado mis niveles altos de ansiedad  bastante constantes, porque tengo una ansiedad base alta y vivo en un constante nervio , sería fácil también dejarse llevar por el efecto de las benzodiacepinas, que dan una paz increíble aunque no sea duradera y los efectos pasen.
Yo he probado tratamientos seguidos y controlados por médicos  con ansiolíticos.
En una ocasión ni la propia psiquiatra podía creer o imaginar cómo podía llegar a ser mi vida,  según le explicaba significaba para mí salir sola a la calle como ej. Y me decía:

  • Eso no es algo que debas vivir así , si la química lo puede aliviar.

Obviamente era una psiquiatra.

Siempre me sorprende lo poco que se entiende incluso entre profesionales, conocen la teoría ,pero es como si lo de dentro, el alma ,  lo que se siente , sus consecuencias más inminentemente prácticas   , no alcanzaran a verlo y como cada caso es único, a veces les explicas algo y se sorprenden mucho. Sé que es difícil aún siendo profesionales ,yo tampoco puedo imaginar que es vivir sin fobia social, 

Cuando hablan de drogas y su dependencia , normalmente hablan de otro tipo de drogas , pero estas,  las supuestamente controladas por médicos , también están dentro de estas adicciones .

Personalmente tengo bastante miedo a esa dependencia, lo fácil sería dejarse llevar y por eso finalmente las utilizo sólo cuando mi ansiedad es muy alta o tengo que enfrentarme a algo.

Otro miedo más es crear tolerancia es decir que cada vez necesite más para tener el mismo efecto y al efecto rebote, a veces me la he tomado para dormir y al día siguiente me cuesta muchísimo más.




CRÍTICAS SOBRE LA MEDICALIZACIÓN DE LAS ENFERMEDADES 

Actualmente hay una crítica muy fuerte , especialmente de los psicólogos, a la medicalización de las enfermedades.

Los hay desde los que dicen que  nosotros , los afectados, nos “inventamos” los trastornos o que no tenemos resistencia o tolerancia a los sinsabores de la vida recurriendo con facilidad a un fármaco  hasta llegar a una  Medicalización de la vida . pej  dicen medicalizar la tristeza ,  depresión..  y  vender las píldoras de la felicidad y así acusan al mismo dsm V de “inventarse” trastornos mentales , incluso se le critica de convertir la timidez en enfermedad, o sea en fobia social .

Pues hombre ni todo ni nada, que vivan ellos un trastorno de ansiedad grave y entonces hablen , es muy fácil decir a otro no tomes pastillas , no medicalices tu vida si no lo  estás viviendo tú mismo
Por supuesto que lo ideal es no tomar nada, ¿Quién desea eso? Y queda muy bonito decir:

  • Yo estoy en contra, soy muy sana, aguantate tú un poquito, haz relajación , vida sana y sobre todo ve a terapia.

Muchas veces pienso que son propagandas de los psicólogos, ( suelen ser ellos quienes lo denuncian)  para desprestigiar, o así me da por pensar a mi,  algo que no va a su favor o que les quita "trabajo" . Mucha gente sólo acude al psiquiatra y no a un psicólogo, quizá porque las terapias no les funcionaron y buscan una ayuda química que les haga la vida más fácil , o mejor dicho,  que les haga posible VIVIR.

A una persona con fobia social le puede resultar muy difícil muchas situaciones diarias normales y básicas.
Por supuesto lo ideal es no tenerse que medicar, pero no creo que nadie lo haga por gusto



OPIÁCEOS 

“La revisión de la literatura muestra que entre los sujetos dependientes de opiáceos que acuden a tratamiento se ha detectado una elevada prevalencia de comorbilidad psiquiátrica (47%-93%) siendo los trastornos depresivos y de ansiedad así como los trastornos de personalidad antisocial y límite los diagnósticos más frecuentes” Comorbilidad psiquiátrica y trastorno por dependencia de opiáceos







ALCOHOL

Según la wikipedia:

“ Estudios realizados revelaron un promedio de 32% de fobia social en poblaciones de alcohólicos, un porcentaje casi tres veces mayor que en la población general"


Muchas personas toman drogas para divertirse  , sentirse más eufóricos y también más sociables y desinhibidos.
Así es  en muchos casos,  incluso sin tener un trastorno,  en los que se abusa por  no saber divertirse de otra manera o en nuestro caso  por no ser   capaces  o costarnos mucho,   relacionarnos  si no  consumimos  alguna sustancia como p ej el alcohol.

En mi caso :

Yo he bebido  expresamente para desinhibirme en muchas ocasiones , especialmente en bodas o reuniones grandes,con muchas personas que no conocía o no eran de mi confianza,  era la única manera si quería disfrutar de ellas o relajarme y vivirlas con algo más de normalidad e integración , sinó todo me resulta muy violento y difícil de sobrellevar. De esta manera hasta acabo bailando y todo en el baile jejje , integrada, aceptada , y además cayendo estupendamente , porque de esa manera saco la parte de mi yo, que existe ,pero que se esconde, la social .

Al final todo está en la socialización , tienes que integrarte , formar parte,  ser uno más, y entonces todo el mundo , o casi todos,  dentro de lo estadísticamente normal  , te aceptan , cuando tú te sientes no aceptado es cuando tú mismo te apartas por ese miedo a no gustar, por tu instinto protector, por tu aislamiento, por el miedo a quedar mal etc… no damos oportunidad a que nos conozcan y no pueden aceptarnos si no nos conocen , incluso podemos dar y damos una imagen errónea de nosotros que no coincide muchas veces con la real, pero claro, saber la teoría no suele ayudar en nada, en la práctica funciona diferente.

No obstante después de ese día de desenfreno  y libertad provocados por el alcohol, tampoco me paso mucho he de decir,  casi siempre tengo vergüenza, por haber sido excesivamente “deshinibida” . Sé que ese no es mi estado natural, aunque exista en mí  no es mi yo diario , comedido y controlado , no es algo espontáneo.
Vergüenza porque cuando bebo,  dentro de esa desinhibición , puedo cometer también torpezas y decir cosas inconvenientes (siempre es más probable  hacer o decir cosas inconvenientes bajo los efectos del  alcohol) , cosas que al día siguiente examino y me hacen sufrir por miedo a haber metido la pata. Ese miedo y vergüenza existen incluso aunque no las haya cometido .
Es como si el beber creara un paréntesis y  quedara para el día siguiente  o incluso más días , los miedos , inhibición , dudas , inseguridad ….. de los que me libre el día del exceso  … . En fin que pasa factura.
El alcohol reduce la timidez, y permite controlar, si no impedir, el deseo de evitar las situaciones que provocan ansiedad. El alcohol suelta la lengua y da efecto ansiolítico. Además, ciertas personas con ansiedad social tienen pensamientos negativos de sí mismos. Una manera de bloquear la autocrítica es con el alcohol, que disminuye las autoevaluaciones negativas

Los ansiosos sociales tienen nueve veces más posibilidades de ser alcohólicos porque  el alcohol tiene un efecto desinhibitorio inmediato, y por eso es la mejor manera de “ “automedicarse".






JUEGO PATOLÓGICO 


"El 96 por ciento de los casos de adicción al juego patológico están asociados con otros trastornos mentales como fobia social, trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), trastorno obsesivo compulsivo o psicosis”



En este sentido, los expertos han avisado de que la modalidad de juego 'on line' cumple con "todos los requisitos para ser altamente adictiva", todavía más que el juego presencial, por la estimulación visual, la posibilidad de jugar en solitario y con cuantía de apuestas baja, la disponibilidad y accesibilidad 24 horas y la privacidad

Parece que estar obsesionado con la videoconsola es más peligroso de lo que parecía, y es que se ha demostrado que la adicción a los videojuegos presenta síntomas psicológicos similares a los que sufren los alcohólicos y drogadictos.

Las personas que les cuesta más comunicarse o relacionarse  se pueden enganchar con más facilidad a los videojuegos aislándose más y buscándolos como refugio

Nuevamente se convierte en un  círculo vicioso convirtiendo  a la ansiedad en causa y causante.
Es decir los trastornos de ansiedad pueden presentarse antes del desarrollo de la adicción en algunos casos  y en otros, vienen dados como consecuencia  de la adicción

Jugar sería otra respuesta motora de la ansiedad , como también lo era fumar , comer , beber,...etc

Las compañías de videojuegos “se defienden” mostrando estudios con posibles beneficios, y así explican que  podrían contribuir con una buena salud mental para los adultos mayores, sugieren que ciertos juegos estimulan la materia gris de los seres humanos,  simplemente por el hecho de que los sujetos aprendieron algo nuevo.


“El hipocampo del cerebro humano recibe muchos estímulos positivos cuando es expuesto a videojuegos cuyos ambientes son tridimensionales y que exigen destreza constante


INTERNET


Respecto a este tema  también existe otra polémica y es la de que Internet favorece la aparición de trastornos y en especial el de la fobia social así como su mantenimiento , porque provoca aislamiento social.

Lo que existe según dicen autores es un trastorno psicológico o carencia que se expresa a través de Internet.

Esto es que ante un aislamiento social una persona con fobia social podría  buscar esa socialización , combatir su soledad o incluso depresión por medio  de Internet.

Hoy en día todo el mundo pasa mucho tiempo en Internet y redes sociales , una adicción , o un uso que vaya más allá de lo aceptable,   es perfectamente posible con o sin fobia social , aunque el riesgo es más evidente y alto  en personas con fobia social . Internet es una ventana al mundo, un lugar en el que las relaciones interpersonales nos resultan más sencillas, porque apenas tenemos que exponernos.
 
Podemos entrar en las redes sociales  con un nick e interactuar de forma totalmente  anónima.

 pej Escribir un blog como este amparándome en mi anonimato con un nick Laine Lois y una imagen.

Para una persona que tiene dificultades para relacionarse ,este anonimato le  puede ayudar  a tener una vida , por lo menos virtual. Tener amigos, comunicarse, reír, llorar, divertirse...Resultan acciones que compensan al aislamiento,



Yo creo que las nuevas tecnología ayudan más de lo que puedan perjudicar, si es que perjudican.

En este blog hablo de mi caso al respecto y mi opinión:
No todas esas personas que utilizan Internet de repente tienen fobia social como consecuencia de ese aislamiento que les produciría la adicción o un uso excesivo , ni siquiera un mantenimiento a los que ya la tenían la fobia social , no te aislas más por estar en Internet, ya vives aislado por el trastorno , simplemente lo puedes utilizar y así lo haces , para llenar tu soledad y vacío, no hacerlo no te haría  salir más , no es una causa efecto , por desgracia es algo bastante más complicado.


FACEBOOK 
¿Es positivo o negativo para la salud mental?

Recientemente leí  un artículo en el que facebook aceptaba y asumía críticas como las que algunos  exejecutivos  de Facebook les hacían. Estas críticas iban desde que puede llegar a ser adictivo  ,  que las  redes sociales explotan las vulnerabilidades psicológicas humanas a través de un circuito de retroalimentación de validación que hace que las personas publiquen constantemente para obtener aún más me gusta o que están destruyendo la forma en la que la sociedad interactúa .etc.


Facebook responde a las críticas con un artículo en su blog, en el que se hace  preguntas acerca de su papel en la sociedad y trata el daño que la red social genera en los usuarios. En principio, admite sus efectos en la salud mental, pero también se presenta como una solución a los problemas que su mismo producto genera,  sabe que es la enfermedad, pero dice que también puede ser el remedio.


Para ello explica cosas como estas:

  • Propone cambiar estos patrones de comportamiento, basándose en estudios que concluyen que la interacción activa con otras personas en las redes sociales está asociada al bienestar emocional y psicológico.

  • Indica que compartir mensajes, publicaciones y comentarios con amigos cercanos y recordar interacciones del pasado, como hace facebook en nuestros muros, son comportamientos online que pueden traer beneficios a la salud mental.

  • Explican que "Un estudio de la Carnegie Mellon University encontró que las personas que envían o reciben más mensajes, comentarios y publicaciones en el timeline reportaron mejoras en temas como soporte social, depresión y soledad . Los efectos positivos fueron todavía más fuertes cuando los usuarios hablaban con sus amigos más cercanos por medio de las redes sociales”

  • Hablan de pej Herramientas de prevención del suicidio:

“Las investigaciones demuestran que el apoyo social puede ayudar a prevenir el suicidio . Facebook se encuentra en una posición única para conectar a las personas en peligro con recursos que pueden ayudar”

Explican que trabajan con personas y organizaciones de todo el mundo para desarrollar opciones de apoyo para las personas que publican sobre el suicidio en Facebook, lo que incluye contactar a un amigo, ponerse en contacto con las líneas de ayuda y leer consejos sobre lo que pueden hacer en ese momento.

Incluso  recientemente lanzaron un  soporte para la prevención del suicidio en Facebook introduciendo inteligencia artificial para detectar mensajes suicidas  antes de que sean reportados.

  • Conectamos, dicen,  a las personas de manera más amplia con los recursos de salud mental, incluidos grupos de apoyo en Facebook.

  • Facebook siempre ha tratado de unir a las personas, desde sus primeros días cuando comenzamos a recordar a las personas los cumpleaños de sus amigos, a mostrar los recuerdos con sus amigos.

  • También somos un lugar para que las personas se reunan en momentos de necesidad, desde recaudar fondos hasta grupos donde las personas puedan encontrar un donante de órganos.

Y otros.



FUENTES Y/O PARA SABER MÁS 



martes, 1 de mayo de 2018

ORIGEN DE LA FOBIA SOCIAL : FACTORES NEUROBIOLÓGICOS Y BASES GENÉTICAS . PARTE -3




ORIGEN DE LA FOBIA SOCIAL: 

INTRODUCCIÓN Y FACTORES EVOLUCIONISTAS 
FACTORES FAMILIARES , AMBIENTALES, EVOLUTIVOS  Y TEMPERAMENTALES . PARTE- 2
FACTORES NEUROBIOLÓGICOS Y BASES GENÉTICAS . PARTE-3
FACTORES PSICOLÓGICOS Y SOCIOCULTURALES . PARTE- 4

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La fobia social es un trastorno muy complejo ,   muchos factores se asocian a la hora de explicarla:


En esta entrada trato los neurobiologicos y genéticos. 
PARTE-3


FACTORES NEUROBIOLÓGICOS 


Existe un avance en los últimos años en el estudio de las bases neurobiológicas de la ansiedad, pretendiendo conseguir tres objetivos:



  • En primer lugar, determinar la base psicofisiológica que subyace a la ansiedad;

  • en segundo lugar, delimitar tratamientos específicos que se fundamentan en las posibles alteraciones neurobiológicas subyacentes.

  • y, en tercer lugar, ofrecer una serie de datos empíricos que sirvan a la clasificación diagnóstica.

En esta línea, se ha generado una polémica con respecto a la relación entre la fobia social y el trastorno de ansiedad por evitación. Ambos trastornos mantienen en común determinadas bases biológicas. Esto hace pensar que se trata de dos formas que constituyen distintas variantes clínicas de una sola predisposición más que dos trastornos independientes.

De esta manera, la investigación neurobiológica de la ansiedad social ofrece una metodología que ayuda al estudio de la validez de las clasificaciones diagnósticas habituales.

Las líneas de estudio referentes a las posibles bases orgánicas de trastornos psicológicos, tales como la fobia social, son posibles gracias a los avances tecnológicos en investigación psiconeurológica (disciplina clínica que permite conjugar la neurología con la psicología), ligando el origen de dichos trastornos a una disfunción del sistema nervioso central.

Sin embargo, los datos aportados hasta el momento en relación a los sustratos biológicos de la fobia social no nos permiten decantar por un origen u otro.

La génesis del trastorno de ansiedad social ha sido atribuida a la intervención de los distintos sistemas de neurotransmisión (adrenérgico, gabaérgico, dopaminérgico o serotoninérgico).
(Que detallaré en parte 4 , base biológica)

Se consideran datos sobre posibles disfunciones de dichos mecanismos de neurotransmisión, aunque se desconoce la función principal de cada uno de estos sistemas en el origen del trastorno de ansiedad social.

Los estudios sugieren que la fobia social tiene bases neuroanatómicas ( organización del sistema nervioso) en una red de alta sensibilidad en la región centrada en la vía que conecta la amígdala con el hipocampo (denominada "el sistema de alarma del cerebro"), reorientada hacia el córtex prefrontal.


AMÍGDALA
Si hablamos de miedo y cerebro, tenemos que hablar de la amígdala. La amígdala recibe toda la información de nuestros sentidos. 
Emociones del día dia  sorpresa, miedo, angustia, afecto, tristeza, alegría, excitación… tanto las que provienen de estímulos externos (lo que te dicen otros verbalmente  o algo que veas pej un paisaje etc ) , como lo que proviene  del interior de la propia persona (un pensamiento o recuerdo que te transmita una emoción).
Dichas reacciones, a nivel cerebral, dependen de una serie de circuitos que son capaces de organizar y poner en conexión la percepción y la emoción.
El principal sistema encargado de ello el sistema límbico, siendo, dentro de este sistema , la amígdala uno de los núcleos principales.

La amígdala posee conexiones con la gran mayoría del encéfalo, siendo un núcleo de especial relevancia que puede afectar al conjunto del sistema nervioso y en la funcionalidad del organismo.
Se trata de un elemento clave para la supervivencia, debido a que su principal función es integrar las emociones con los patrones de respuesta correspondientes a estas, provocando una respuesta a nivel fisiológico o la preparación de una respuesta conductual.

La amígdala controla asimismo las respuestas de satisfacción o miedo. Sus conexiones no sólo producen una reacción emocional,  sino que debido a su vinculación con el lóbulo frontal también permite la inhibición de conductas, se encarga de dar una respuesta emocional ante estímulos que podrían suponer un peligro para nosotros.

La amígdala se encuentra en todo momento analizando la información del exterior y, en caso de encontrar un estímulo potencialmente peligroso, se encarga de hacer saltar la alarma, con lo que  estarías prontamente preparado para la defensa y con ello la supervivencia.

Cuando hay sentimientos desagradables la amígdala cerebral se encuentra activa , cuanto más activa más dopamina en la amígdala y más miedo o estrés provoca en las personas afectadas.



Por culpa de la amígdala  nos cuesta olvidar los traumas infantiles o aquello que nos ha hecho sufrir en algún momento y con ello la aparición de posibles  trastornos.

No es la única involucrada, ya que el circuito que controla las emociones en nuestro cerebro es complejo e implica muchas más estructuras clave. 

Además, la amígdala juega un papel esencial en el aprendizaje emocional. Sin que lleguemos si quiera a darnos cuenta, nuestra amígdala asocia contínuamente sucesos que nos provocan miedo o malestar.


En este sentido, sólo hace falta que un día hayas pensado que te seguían por la noche para que, a partir de ese día, se te acelere el pulso, tus pupilas se dilaten y tus reflejos se disparen al más mínimo índice de movimiento cuando andes de noche por la calle.
De esta forma, la presencia de una araña, hablar en público o los espacios de los que es difícil escapar pueden llegar a generarnos un profundo malestar, y nuestra amígdala se encargará de añadir ese componente emocional negativo cada vez que se presente la misma situación.





BASES GENÉTICAS 
El conocimiento relativo a las bases genéticas de la misma es escaso y se encuentra en sus primeras fases.

A pesar de todo, se afirma que los factores genéticos juegan un papel en el surgimiento de distintas fobias, incluida la fobia social.
En este sentido, se han encontrado algunos datos que podrían apoyar la hipótesis de la predisposición genética ( Mi experiencia )  que indican que existe un alto riesgo de sufrir fobia social en familiares de enfermos que padecen este cuadro. Dicho riesgo es mayor que en otros grupos comparativos como familiares de pacientes con trastorno de pánico o familiares del grupo control sano .
Asimismo, los parientes de pacientes con fobia social se encontraban con un riesgo mucho más elevado de padecer fobia social que los parientes de individuos del grupo control que no habían experimentado ninguna enfermedad mental .

En el caso de los niños, se ha mantenido que la inhibición conductual  experimentada en la infancia forma un factor de riesgo para el desencadenamiento posterior de una ansiedad patológica.
Los hijos de pacientes de ansiedad presentan una mayor prevalencia de inhibición conductual que los sujetos del grupo control . Además, los padres de niños con inhibición conductual, comparados con los padres de niños sin la misma, mostraban un riesgo mucho mayor para desarrollar distintos trastornos de ansiedad, fobia social y trastornos de evitación .

  • Gen relacionado con la fobia social : Transportador de serotonina 
Se han asociado variaciones genéticas en la serotonina con síntomas severos y excitabilidad de la amígdala en pacientes con fobia social.

Investigadores de la Universidad de Bonn han encontrado evidencias de un gen que se cree está relacionado con la enfermedad. Codifica un transportador de serotonina en el cerebro. Curiosamente, este mensajero suprime los sentimientos de ansiedad y depresión. Los científicos quieren investigar esta causa de manera más precisa.

El equipo de investigación investigó el ADN de un total de 321 pacientes y lo comparó con 804 individuos de control. El enfoque de los científicos se basa en lo que se conoce como polimorfismos de un solo nucleótido (SNP).

"Hay posiciones variables en el ADN que pueden existir en diversos grados en diferentes personas", explica el Dr. Forstner.

La causa de las enfermedades genéticas a menudo se encuentra en los SNP (Sistema Nervioso Periférico ). Se estima que existen más de trece millones de dichos cambios en el ADN humano. Los científicos investigaron un total de 24 SNP que se sospecha en el sentido más amplio de ser la causa de las fobias sociales y otros trastornos mentales.

"Este es el mayor estudio de asociación hasta el momento sobre la fobia social", dice el profesor asociado (Privatdozent) Johannes Schumacher del Instituto de Genética Humana de la Universidad de Bonn.

Los pacientes proporcionaron información sobre sus síntomas:
En el transcurso del estudio, los científicos de la Clínica y Policlínica de Medicina Psicosomática y Psicoterapia del Hospital Universitario de Bonn preguntaron a los pacientes sobre sus síntomas y la gravedad de su fobia social. Su ADN también se examina con una muestra de sangre. Los científicos están investigando si existe un vínculo entre los signos de la enfermedad y los genes mediante métodos estadísticos. 

La evaluación de los datos recopilados previamente indicó que un SNP en el gen transportador de serotonina SLC6A4 está involucrado en el desarrollo de la fobia social.

Este gen codifica un mecanismo en el cerebro que está involucrado en el transporte de la importante serotonina mensajera. Esta sustancia suprime, entre otras cosas, sentimientos de miedo y estados de ánimo depresivos.

"El resultado corrobora las indicaciones de estudios previos de que la serotonina juega un papel importante en la fobia social", dice el profesor asociado (Privatdozent) Dr. Rupert Conrad de la Clínica y Policlínica de Medicina Psicosomática y Psicoterapia.

Los medicamentos que bloquean la recaptación de serotonina y aumentan la concentración del mensajero en el líquido tisular en el cerebro ya se han utilizado durante mucho tiempo para tratar los trastornos de ansiedad y la depresión.

Los científicos ahora quieren investigar más de cerca cuáles son los vínculos entre el ADN y la fobia social.

Generalmente, los trabajos afirman que los factores genéticos desempeñan un papel humilde en el proceso de moderación de la sintomatología y de los rasgos temperamentales característicos en la fobia social.


En el trabajo de Tillfors (2004) se ha mantenido que los estudios genéticos proponen que el componente genético da lugar a una vulnerabilidad general al miedo intenso más que a la fobia social en sí.


Se ha aportado una evidencia a favor de la relación existente entre los marcadores de la cromosoma 16 y la fobia social; además, se han identificado áreas de interés en las cromosomas 9, 14 y 18 que tienen una implicación en la fobia social.

El origen de la misma se remonta a una curiosa asociación descrita por Bulbena hace una década entre el fenómeno de laxitud articular, relativamente frecuente entre la población y que se caracteriza por una mayor flexibilidad de las articulaciones, y trastornos de ansiedad. 
La asociación impulsó a Bulbena a buscar mecanismos genéticos que explicaran este fenómeno. El estudio de sus características genéticas, junto con la identificación de personas con trastornos de ansiedad, ha dado como resultado la primera evidencia genética que explica la susceptibilidad a padecer una enfermedad psiquiátrica que afecta entre el 10 y el 15% de la población mundial.

La causa de estos trastornos arranca de la duplicación de una extensa zona del cromosoma 15 en la que, muy probablemente, se encuentran de 20 a 60 genes. Entre ellos, debido a un fenómeno de contigüidad , los que confieren las características de laxitud articular y algunos de los que predisponen a padecer ansiedad, razón que explica la coincidencia de cuadros clínicos.

Estos desórdenes  serían debidos, por tanto, a algo así como un exceso de genes. Ello provocaría que hubiera un mayor número de conexiones neuronales implicadas en los mecanismos de alerta o bien que éstas fueran más sensibles. Así, determinadas situaciones ambientales, sumadas a rasgos propios de la personalidad y el carácter, acentuarían las probabilidades de desarrollar cuadros clínicos de agorafobia, fobia social, pánico, fobias simples respecto a animales, a objetos o a situaciones muy específicas y, en general, a diversas formas de ansiedad.



LAXITUD ARTICULACIONES

Más del 70% de las personas con laxitud en las articulaciones tienen algún trastorno de ansiedad.

Varias características justifican el solapamiento de ambas patologías. Como la excesiva reactividad del sistema nervioso autónomo (SNA), que regula las respuestas de lucha y huida, en las personas con hiperlaxitud articular, que se traduce en síntomas como palpitaciones, malestar torácico, sudoración, peor tolerancia al calor, etc, habituales también en la ansiedad. Además, las personas con hiperlaxitud articular son muy hábiles en detectar cambios en las sensaciones que provienen del interior del organismo, en especial, los latidos del corazón, que pueden interpretarse como un peligro potencial y disparar ataque de pánico.

También en el cerebro de las personas con laxitud articular hay diferencias en la activación de regiones implicadas con el procesamiento emocional, como la corteza prefrontal, o la ínsula. Esta última estructura interviene en la empatía (muy relacionada con la fobia social) y también controla el sistema nervioso autónomo, precisamente el que produce los síntomas físicos asociados a la ansiedad: palpitaciones, sudoración, respiración acelerada, o sensación de mareo.

Para las personas con ansiedad, saber que lo que sienten tiene una base fisiológica, debido a su constitución peculiar por tener una variante diferente a la mayoría del colágeno, puede ayudar a disminuir la angustia que sienten.


Se ha detectado la intervención de factores de riesgo tanto genéticos como medioambientales en la fobia social, siendo estos similares a los implicados en otros trastornos de ansiedad de ambos sexos.


Los científicos desconocen si la genética influye en su manifestación, o si es el medio ambiente es el que provoca los síntomas, lo que dificulta su diagnóstico y tratamiento.


CONCLUSIÓN
Si bien no podemos reducir los trastornos de ansiedad a meras causas genéticas, numerosos estudios han mostrado claras relaciones de ciertos genes con la ansiedad o conductas relacionadas. Lo que se hereda en la mayoría de los casos es una predisposición, que puede o no ser activada por factores ambientales especialmente en los primeros años de vida. Resulta importante conocer estas predisposiciones genéticas. En la actualidad es más sencillo dado que cada vez son más accesibles y completos los análisis genéticos. Estos análisis podrían colaborar en determinar subtipos de los trastornos de ansiedad como también ayudar al médico a encontrar el fármaco más adecuado a cada individuo.

"Todavía hay mucho por hacer en términos de investigación de las causas genéticas de esta enfermedad", dice el Dr. Andreas Forstner del Instituto de Genética Humana de la Universidad de Bonn. "Hasta ahora, solo se conocen algunos genes candidatos que podrían vincularse a esto".


Para saber más:
Bases genéticas de la ansiedad