COMPARTIR

miércoles, 20 de septiembre de 2017

¿Cómo nos influyen los cambios de estación?

Estaciones

Hoy me he levantado y me he encontrado con un día gris y oscuro , está lloviendo cuando hasta hace muy poco no se podía aguantar de calor . Los días ya se empiezan a ver más cortos, comienzo a guardar la ropa más veraniega ... 
.. sin mirar fechas todo indica  un cambio de estación, el otoño, un cambio que continuará poco a poco  y en bajada,  hasta el cambio de horario y la llegada del invierno.
Se avecinan muchos cambios 

El clima , la temperatura, la luz…

Todo esto influye en nuestro estado de ánimo en mayor o menor medida  y  también  en nuestra forma de vivir con este trastorno, condicionándonos a veces.

Primero explicaré como me afecta  a mí , lo que puede llegar a limitar con fobia social incluso con otros trastornos de ansiedad  , después  lo que se sabe sobre el tema en general ,  para terminar con una conclusión.



¿CÓMO ME AFECTAN A MÍ ESTOS  CAMBIOS ?


Por una razón u otra tengo problemas para adaptarme a cada estación se podría decir que soy meteosensible

Personalmente en lo físico a mi  me afecta pej en las alergias , en estas fechas ,al igual que en la primavera, me pican mucho  los ojos y ando siempre con el pañuelo a cuestas , paso del frío al calor fácilmente  y  empiezo a notar que mi  sistema inmunológico se debilita , seguramente con mayor anemia y falta de vitamina D, que se traduce en cansancio, debilidad , apatía  …..

Este año además estoy muy debilitada emocionalmente y parece que esta bajada que implica este cambio de estación , me afecta más, como si  yo lo acompañara 

Otoño, una estación ya de por sí melancólica, en la que  las hojas empiezan a caer, como una pérdida. Llegan olores y colores que me recuerdan a mi infancia, la vuelta al cole .
No era fácil después de un largo verano , vuelta a las rutinas ,  a enfrentarse a los compañeros etc

Veo que los días se van acortando sensiblemente y sé que el  que se haga de noche tan pronto me dificultará hacer cosas, así es que veo que mis actividades y horarios cambiarán

Un nuevo bajón de caída llegará en octubre con el cambio de horario , algo que también me cuesta   y a lo que me tengo que  acostumbrar.
Mi ciclo y costumbres son muy circadianas y voy muy especialmente con la luz. 
Ya sólo visualmente es una "sorpresa".

Al final me cuesta distinguir entre fobia social, agorafobia y/o pereza. 

Me explico:


Persona diurna frente a nocturna
FOBIA SOCIAL Y/O  ¿ PEREZA?

Suelo ver con sorpresa como la gente  entra y sale , trabaja y después se apunta y va  a un gimnasio , o se toman una cerveza después de su jornada laboral ,  gente que no sabe vivir sin tener actividades que llenen sus días , sobre todo fines de semana, , viajan cuando pueden...etc
Una vida llena de estímulos , de relaciones sociales de cualquier tipo, en la  que ,  que un amigo te invite a una fiesta o a tomar una copa es una buena noticia y encerrarse a las 6 algo triste y deprimente.

Yo soy diferente

Soy una persona diurna, huyo de la oscuridad, cuando ésta llega ,hacia las 6 con el cambio de horario, doy por terminado mi día , o lo daría, no saldría de casa,

Pero.... ¡¡¡¡ Son sólo  las seis!!!! ,

¡¡ Hay muchas cosas que aún puedo e incluso,  a veces , debo hacer..!!!..

No obstante esa circunstancia  favorece  que las evite


En esos casos diría o podría decir , que  es por pereza. La oscuridad , el frio… todo me invita a querer  estar en casa .

No obstante , en esas circunstancias, el hecho de tener fobia social y/o agorafobia  , no me ayuda precisamente a querer salir ,  lo empeora  . Los "miedos" se acentúan y favorecen aún más esa evitación, para mi la noche es sinónimo de "falta de control y de peligro" .

Sola no saldría  nunca ,o al menos no expresamente ,  otra cosa es que se me hiciera de noche fuera , pero  incluso acompañada es algo que no me gusta,  me resulta desagradable.

A veces esa  sensación  de "miedo" - "incomodidad",  es muy muy sutil , casi imperceptible , hasta yo misma puedo llegar a creerme que es simple pereza.

Un engaño del subconsciente  propio de años y años de excusas  ,  de vivir la fobia social sola y a escondidas , cuando me negaba a hacer cualquiera o muchas actividades sociales y prefería quedarme en mi habitación con mis cosas .

Los de mi entorno me decían :


  • ¿Qué haces aquí  sin hacer nada?  Mira que bueno hace ¿ Por qué no sales un poco?

(Bueno eso de no hacer nada lo decían ellos , yo tenía mis propias actividades.)

o los amigos que tenía :


  • Nunca quieres hacer nada,  siempre pones pegas.

Y sí,  las ponía, que si se hará de noche, que si es muy tarde, que  está muy lejos, o no merece la pena  .... y terminaba diciendo:


  • Es que me da pereza.

A veces  no sabía explicar por qué no quería salir. Todo se confundía con esa  “pereza”, cuando lo que ocurría es que simplemente no me sentía cómoda realizando según qué actividades ( muchas de ellas,  pero especialmente las nocturnas ) o que , no sé si como consecuencia, a menudo también daba prioridad a otro tipo de ocupaciones, las que se realizan en soledad  , actividades con las que  me sentía más a gusto dentro de un mundo personal  buscado , en solitario.
(Ver: Persona altamente sensible y fobia social)

Al final el mensaje que  les quedaba era  "pereza"

......y entonces  ya te decían  lo que seguramente les suena a muchas personas con fobia social,,   palabras como aburrida, vaga, comodona  etc


Hoy en día viene siendo igual, pero  ya veo más claro que no es pereza, no  más allá de la normal, que es el trastorno que se disfraza  para explicar o hacer más coherente , aunque sea de forma inconsciente , una irracionalidad.

5 y media es de día , y puedo salir sin problema, a las 6 es de noche y ya no quiero salir. 
¡¡¡La diferencia es media hora!!!! ...,pero les separa la oscuridad.

 Al final oscuridad y pereza se convierten en sinónimos 

La falta de luz  me  influye en gran medida



Verano
Si hablo del verano tengo que decir que el calor también me afecta mucho, tengo a menudo síntomas como ganas de vomitar, dolores fuertes de cabeza, debilidad y mareos  (por una tensión arterial muy baja siempre) ... 

Todo esto hace que me suba la ansiedad y tenga un malestar general y agobio  , como si me faltara el aire.

Normalmente , si no voy a la playa o similar , me encierro en casa cual murciélago, a oscuras , aguantando y esperando bajen las temperaturas para poder salir.

Al tiempo el calor hace que dormite durante el día , minimizando los movimientos y quehaceres , en estado cuasivegetativo , luego en la noche tengo una gran dificultad para conciliar el sueño por el calor.

También es cierto que los días largos con luz me animan mucho . Es una gozada salir a la tarde , tomar un helado o sentarme en una terraza y ver toda la animación de gente que el periodo estival propicia e invita.

Al final el cómo me encuentro físicamente también  influye en mi estado de ánimo y el hacer o no cosas en consecuencia.


¿QUÉ SE SABE SOBRE EL TEMA EN GENERAL ?

Lo que está claro es que estos cambios , unos y otros, afectan bastante a las personas con ansiedad.

Se dice que en primavera y verano tendemos a estar más animados, y al contrario en los meses de otoño e invierno.

En primavera está lo que ya se conoce por astenia primaveral
Astenia primaveral

Astenia es un término clínico que significa «cansancio». No es una enfermedad, sino un síntoma que puede deberse a enfermedades orgánicas o psicológicas,

Síntomas:
  • Pérdida de apetito
  • Tristeza sin causa aparente
  • Pérdida de la libido o deseo sexual
  • Disminución de la concentración o pérdida de memoria
  • Irritabilidad o cambios en el estado de ánimo
  • Malestar general, dolor de cabeza
  • Hipotensión arterial


Está el dicho de  que en primavera la sangre  se altera.

Se tratan de épocas en las que debemos adaptar nuestro cuerpo , en este caso de la primavera, a cambios de horario , más luz,  más actividad, aumento de las temperaturas, lo cual puede hacernos sentir un exceso de calor o hacer que nos baje la tensión y nos den mareos.

Dicen que existe una mayor propensión a tener ataques de pánico en esta época por esos síntomas físicos  provocados por el cambio de temperatura  al dárseles más importancia de la que tiene.

Infografía
Como muestra esta infografía cada estación propicia o puede hacerlo , determinados estados de ánimo
Clima, estados de ánimo y enfermedades mentales 


¿POR QUÉ PASA TODO ESTO?


La ciencia  que  estudia la repercusión de las condiciones atmosféricas en el ser humano , se llama meteoropatología o biometeorología médica.
(Biometeorología y bioclimatología clínica: fundamentos, aplicaciones clínicas y estado actual de estas ciencias)


Patologías de todo tipo,  físicas y psicológicas , que se desencadenan o se agravan ante unas condiciones meteorológicas concretas. 
Estudian e investigan sobre cómo los factores ambientales  influyen en la salud y el estado anímico.


He leído  a propósito  de la ionización del aire  sobre iones positivos y negativos  en las que determinadas variables tendrían unas consecuencias  positivas o negativas en nuestra salud.


Dicen que cuando el aire tiene una carga excesiva de iones positivos adquiere efectos perturbadores que afectan a la salud y al estado anímico de las personas:

Fuentes naturales de iones positivos serían : 

  • Elementos naturales radiactivos, como uranio , torio, potasio...
  • En las horas anteriores a las tormentas .
  • Cuando la luna está más próxima a la Tierra (Luna llena) 
  • Los vientos procedentes de zonas secas.

Fuentes artificiales de iones positivos serían: 

  • Contaminación atmosférica.
  • Aire acondicionado.
  • Fibras sintéticas.
  • Pantallas de ordenador , televisión, electrodomésticos..

… dando lugar a síntomas de abatimiento, languidez, angustia, dolor de cabeza, depresión, ansiedad, desasosiego..



Por el contrario, cuando la carga es de iones negativos, estos ejercen una influencia positiva sobre nuestro entorno y nuestra salud

¿Cómo se adquiere esa carga negativa?

  • El oxígeno que desprenden las plantas
  • Después de la descarga de una tormenta eléctrica
  • La radiación solar y estelar
  • La influencia de los relámpagos
  • Las olas del mar.
  • Las corrientes de agua...
  • El aire fresco de las montañas y las costas etc..


Aire fresco y bienestar
Los iones negativos despejan la mente, levantan el ánimo y producen una sensación de alivio y bienestar tanto físico como psicológico.

Aún falta mucho por estudiar ,  yo no sé si existen esos iones o como se les quiera llamar , cuando ya leo sobre milagrosas pulseras magnéticas ionizadas para cargar el cuerpo de iones negativos , todo se hace dudoso y poco creíble. 

De todas formas sea lo que sea algo habrá , porque sí que es cierto  que pej ir a una playa , respirar aire fresco etc tiene un efecto positivo en nosotros,  de hecho son actividades que siempre se han relacionado con la calma y el buen estado de ánimo y no así  pej la polución y las grandes ciudades.





Explicación respecto a otras variables  que nos influyen :


La falta de luz 

La luz del sol juega un papel fundamental , sin ella no podemos producir vitamina D que ayuda a mantener los niveles adecuados de fósforo y calcio en la sangre.

De forma directa o indirecta, la luz del sol favorece la producción de ciertas sustancias como el cortisol, la serotonina o la melatonina, y todas afectan a nuestro estado de ánimo. Sin ellas, tendemos a estar dormidos y menos activos.

La vitamina D es uno de los componentes que colaboran en la creación de serotonina

Un nivel bajo de serotonina se puede traducir en depresión, falta de energía, insomnio, cambios radicales de comportamiento etc.


El cortisol  Su papel principal es el de ayudar al cuerpo a mantener un nivel de energía apropiado para poder lidiar con el estrés físico o emocional.

Un déficit de cortisol puede causar una caída de la presión sanguínea y disminuir el rendimiento cardíaco.

El efecto total de esta deficiencia sería :
Debilidad, deshidratación y una disminución en la habilidad para combatir infecciones, traumas y estrés.

Los síntomas tempranos,
Fatiga, dolor de cabeza, debilidad, mareos e hipotensión ortostática (presión sanguínea baja al pararse). A menudo se presentan náuseas, vómitos y diarrea así como también inhabilidad para tolerar bajas temperaturas.

La melatonina : Esta hormona regula nuestro reloj biológico, nos ayuda a provocar el sueño por la noche, haciendo que ésta aumente en nuestro cuerpo y a que despertemos cuando ésta disminuye por la mañana.

Para que pueda producirse con normalidad, necesita recibir los diferentes patrones de luz y oscuridad que se suceden a lo largo del día.


Puede decirse que el Sol es una especie de motor que hace que los seres humanos presenten mayor actividad o, como mínimo, mayor predisposición a hacer cosas 
(también es cierto que con mejor clima aumenta  la posibilidad de hacer más actividades  que las que se pueden hacer sólo en casa).

En países nórdicos el índice de suicidios es mayor, al parecer porque tienen pocas horas de sol al año.


El viento

En España, la tramontana, el viento sur del norte y el siroco están relacionados con una mayor presencia de migrañas, cuadros depresivos, ansiedad e irritabilidad.

No existe consenso científico sobre por qué determinadas masas de aire producen este desequilibrio.

Muchos estudios evidencian cómo este tipo de fenómenos así como los vientos resecos, pueden agravar trastornos como la depresión, la ansiedad, el síndrome de agitación psicomotriz, irritabilidad, jaquecas, disminución de la atención, excitación nerviosa y aumento de la agresividad




Cambio de horario

Cambio de horario
El cambio de hora nos afecta a la salud, a unos más que otros , al menos hasta que nos adaptamos a él reajustando nuestro ritmo biológico.

Jet lag
Alteraciones de sueño, cambios en el estado de ánimo ,hábitos alimenticios...

También puede ocurrir que en los primeros días tras el cambio horario las personas sientan más cansancio del habitual, estén irritables e, incluso, les cueste concentrarse

                    Sería como una especie de  Jet lag 


Ritmo circadiano

Ritmo circadiano
Al final la luz, los cambios de horario … nos llevan a entender y saber qué es el ritmo circadiano y qué trastornos nos puede llevar a tener cuando este se altera

"Los ritmos circadianos son cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo aproximado de 24 horas y que responden, principalmente, a la luz y la oscuridad en el ambiente de un organismo."

Nuestros relojes biológicos controlan nuestros ritmos circadianos

El reloj biológico es el que nos hace sentir hambre pej cuando se acerca la hora de la comida o tener sueño cuando empieza a caer la noche

Es decir,  el reloj biológico ordena las diversas  actividades orgánicas.

La luz es el principal estímulo que influye en los ritmos circadianos y es quien  activa y desactiva  los relojes internos.

¿Cómo afectan los ritmos circadianos el funcionamiento del cuerpo y la salud?

  • Los ritmos circadianos pueden influir en los ciclos de sueño-vigilia,
  • La liberación de hormonas,
  • La temperatura del cuerpo y otras funciones corporales importantes.
  • Se relacionan con varios trastornos del sueño como el insomnio.
  • Se relacionan con obesidad, diabetes, depresión, trastorno bipolar y trastorno afectivo estacional.

¿Cómo se relacionan los ritmos circadianos con el desajuste horario?

En los cambios de hora o en el jet lag , como ya he hablado , hay un desajuste que nos afecta.
Cuando pej   con el cambio de horario tenemos que levantarnos una hora antes pej si antes eran las 8 y ahora las 7  , el cuerpo todavía piensa que son las 8  lo que hace que uno se sienta aturdido y desorientado.

El reloj corporal finalmente se reajusta por sí mismo, pero suele tomar unos días.



CONCLUSIÓN

Toda esta información me lleva a ver de una forma aún más clara  que somos pura bioquímica , que nuestro reloj interno se puede fácilmente desajustar así como  esa bioquímica   y que existen muchas variables para ello.

Pienso que las personas con trastornos de ansiedad u otros trastornos psicológicos somos especialmente sensibles a todo esto , gran parte por una genética que nos predispone y que hace que estas sensaciones  se escapen a nuestro control y que nos afecten.

 Muchos científicos dicen  que : 

La felicidad es un estado bioquímico que todos podemos alcanzar.

Estrictamente un buen estado de ánimo, se podría traducir en una subida de endorfinas  y esta es  posible tenerla cuando estamos de  buen humor, con pensamientos positivos, con estímulos sensoriales,  el ejercicio físico etc..

De hecho el  deporte es uno de los recursos más comunes para lograr bienestar que se recomienda siempre, así como seguir una  alimentación equilibrada etc...

Pero también es verdad que nuestros trastornos, en este caso la fobia social, nos  dificulta esa "estabilidad bioquímica"  (que no quiere decir que nos  imposibilite , sobre todo porque la felicidad está en los pequeños momentos, no existe la felicidad completa y/o perpetua) demasiadas variables   están en juego ,desde  el mismo problema  en sí con un desajuste digamos  de "fábrica"   , hasta un simple cambio de estación.


lunes, 4 de septiembre de 2017

Tormenta en mi cabeza. Reflexiones

Entender la fobia social


Recientemente he realizado algo que es muy complicado para mí y quería reflexionar e incluso divagar sobre ello, meterme dentro de mí,  explicar esas sensaciones , esos miedos...., incomprensibles para quien no los vive.

Una de las muchas  luchas en mi cabeza.

Junto a mi fobia social me acompaña cierta  agorafobia, ya he hablado de ello en este blog .Realmente no sé cual de los dos problemas me limita más, ambos se mezclan de tal forma que parecen uno .

A veces  me siento muy confusa , me pregunto:

¿Qué me ocurre?
¿ Es que no hay nada que esté bien en mí? ,

No puedo dejar de sentirme  diferente,  un caso único

¿Cómo pueden decir que esto se cura con facilidad , que no es nada, que sólo se necesita un poco de voluntad y ya ?

¿Por qué siento que forma parte de mí de una forma indespegable? .

¿Por qué tengo que sentir que debo esconderlo ? ...

A veces  me da vergüenza hablarlo , escribir sobre ello incluso en este blog  , bajo este nick, porque no creo estar loca . 
No , no lo estoy, pero sería tan fácil poderlo parecer...

Escribo  aquí  una sucesión de hechos y pensamientos,   a veces puntuales,  otros no tanto , que no son visibles normalmente, que no se cuentan, que quedan para uno,  y que yo explico  aquí,  todo junto, en una entrada tras otra.

A veces tengo dudas , pienso:

¿ y si sólo me pasa a mí? 

A penas puedo creer que otras personas tengan mis mismas luchas internas , cuánto desearía poder leer algo así de otras personas por eso , pese a todo , creo debo explicarlo.

Y es que  todo es tan irracional ..  mi cabeza razona, es fria y despierta, no está enajenada... vivo mi vida en y con  la normalidad que el trastorno me deja.

y aún sabiendo y comprendiendo esa irracional, con mi cabeza lúcida ,pensante, inteligente... ,
 ¿ Por qué continúa el miedo? ¿ Por qué no puedo decir: " Basta ya" ? 

Decirme:

" Laine , todo está en tu cabeza , no le hagas caso"

Pero mi cabeza va por libre y siento que sea lo que sea es un pack que va conmigo , algo inexplicable, incomprensible… como un monstruo que me posee, me invade y no me deja. 

Hay que luchar contra ello,  eso es lo que dicen , ¿verdad? .. 

Es lo que se debe hacer. 

Yo lo hago , sobrevivo como puedo, a mi manera.


Cuando permanezco en mi zona de confort ni recuerdo que tengo un problema , todo desaparece y hasta me engaño diciendo:

  • Pues no es para tanto. No tengo ningún problema, quizá sólo sea que soy muy sensible . Estoy bien.

Vivo con normalidad 

, pero cuando toca hacer algo necesario e ineludible que me asusta, entonces todo cambia.


Se me cae el mundo,  de una calma más o menos apacible ,a veces con una latente ansiedad constante por las pequeñas cosas , pero estable, aparece una tormenta . Todo se pone gris y no sé dónde agarrarme.

Esta tormenta se presenta días antes de algo que me dé especialmente miedo realizar y  que sé debo enfrentar de forma obligada

Esos días son terribles, mi mente es un hervidero , me ahogo de ansiedad y angustia.  Una bola ahí , en el pecho,  en la garganta que quisiera poder sacar de alguna forma . 
Lo hago cuando evito , pero esto no siempre   es una opción posible.


Al no poderlo sacar siento muchas ganas de llorar, pero igualmente tengo que contenerlo y la bola aumenta. Necesitaría explotar y/ o dejarla salir de alguna manera, quizá chillar , llorar  , algo más que dejar brotar lágrimas en silencio, pero me tengo que contener, permanecer "fría",  no dejarme llevar por lo que siento.

 Es mi manera de sobrevivir. Soy fuerte en el fondo.

Pienso y sé que si me dejo llevar por ello acabaré en un estado que  anulará la poca capacidad que me quede para afrontarlo. 

Así es que , ¿ Veis? ... lucho

Al tiempo  siento una tristeza enorme por verme en esa tesitura y sentirlo y vivirlo así.

Tan difícil y con esa soledad porque...

No puedo explicar a nadie ni decir que mi interior en esos momentos es un caos, que necesitaría un abrazo, un apoyo.. 

No lo puedo decir .., porque es mi vida, mi responsabilidad , no puedo cargar en otros siempre , son cosas  que debo hacer yo. 
Además a menudo  son pequeñas cosas incomprensibles que no entenderían , sonarían tan poca cosa verbalizadas.., ¡Tan ridículas.!.. posiblemente las minimizarían,  no les darían importancia, hasta podrían reirse ..
Así es que estoy sola ...
, ....  con el miedo ,  la ansiedad, la angustia, la tristeza... porque 

Tengo que vivirlo yo.

Tengo que enfrentarme yo

y siento vergüenza sí,  me siento fatal ,  el ser más raro del mundo.

El otro día tuve que hacer un  viaje.
(Tengo muchos problemas con el transporte público y los viajes )

Sabía que esta vez podría hacerlo sola , sabía que era fácil . Ya lo había hecho muchas veces acompañada y podía visualizarlo.

Como explico en mi video las islas , mi mayor miedo es no poder ver en mi mente los recorridos , sentir un vacío en medio de un punto a otro, entrar en lo desconocido y no tener ningún control)


En mi mente,  durante la tormenta,  repasaba mentalmente intentando visualizar  todos los pasos a seguir , uno tras otro , una y otra vez...

 Esa es  mi lucha.


Sólo tendría que avanzar corriendo de un punto a otro  y hacer esto o lo otro.

Pedir algo, mirar lo otro, cruzar la calle.... , pero sobre todo salir corriendo de la estación llena de gente .

Después me imaginaba de pie en la otra estación, mirando a todas partes , observando a la gente y temblando, sin saber que me depararía esa espera.

¡ La de cosas que podrían ocurrir allí!

Y entonces no lo consigo ver claro, lo intento, pero no puedo , todo es como una nube , un sueño, a ratos se desvanece , porque no es real , sólo está en mi imaginación , en mi cabeza.

Dentro de ese control buscado en mi mente aparecen imprevistos , me imagino mil situaciones posibles, negativas o simplemente contratiempos normales.
¿  y si ,?  ¿Y si?  

No consigo verlo todo completo, claro y seguro. Sé que eso nunca es posible, pero yo lo necesito y busco.

Sigue la tormenta terrible y temible en todo mi ser y de repente llega el dia de enfrentarme y entonces "abro la puerta" , con ese aplomo que he guardado que apenas me creo que tenga ,asustada ,  temblando por dentro, nerviosa por fuera,  pero firme y dispuesta , salgo,....
¿ Qué ocurre entonces?

Llega la realidad

Yo no sé si porque al final se me ve en la cara todo ese miedo y sufrimiento, porque todo cambia en mí de golpe y lo acaban viendo o sintiendo la gente cercana a mí o quizá porque me ven vulnerable ,  pero finalmente  me ayudan en parte  y no lo enfrento del todo sola , no la parte más complicada para mí. 

Mi boca no pidió ayuda, pero mi cuerpo, mis ojos, mi salud y todo mi ser lo hizo a gritos y los escucharon.

No digo que no, siento un inmenso alivio que me da más fuerzas para seguir con el resto.

Cuando me quedo sola, pasado  ya lo peor con esa ayuda
Me vuelvo muy pequeña , siento mucha conciencia de mi yo individual e indefenso. Parto con muy pocas armas, porque estoy minada por la pasada tormenta interior y vivo la realidad con una ansiedad controlada que se transforma en mareos, sensación de desmayo, mal de tripa y cierta despersonalización . 
Me aterra pensar que perderé ese poco control que me queda para de verdad quedar desprotegida del todo, no poder cumplir mi objetivo,  desmayada a merced de la gente.

Observo a la gente en la realidad, miro hacia un lado y otro ,  quién puede ser peligroso , si puedo sentirme a salvo , si existe alguna posible amenaza  ... 

Sigo los pasos que preparé durante la tormenta en mi cabeza. Estoy en terreno desconocido , lejos de casa .

Todo es igual , tal como lo imaginaba , cada milímetro del espacio , la carretera, la estación, el bar de enfrente… esta vez sí es real, no es tan temible porque no se desvanece  como cuando  lo imaginaba y de hecho la realidad es más fácil de controlar. 

Y lo sé, lo sé.. y me siento tonta ,¿ cómo se pueden desencadenar tantas respuestas en mí ,  en la oscuridad de mi imaginación , de mi mente controladora? ¿Por qué no dejar de pensar y vivir la realidad?

Pero no es tan fácil ,no. 

No por ello desaparece en mí esa lucha antes de enfrentarme a ello , da igual las veces que vea esa realidad, porque para llegar a ella tengo que saltar un gran abismo cada vez .
Un abismo que nadie entiende y que de poco me sirve , en mi caso,  ver o comprobar cada vez  que no pasa nada, porque me  da igual, el miedo y el abismo persiste cada vez , así como el terrible malestar en la realidad,  que no es poco .
En este caso lo he saltado, pero  he necesitado ayuda , no he ganado esta batalla 

Y con esto y todo mi vida transcurre entre el sol y la tormenta .

martes, 22 de agosto de 2017

Inhibición conductual en la infancia y fobia social


ESQUEMA DE LA ENTRADA


- PRESENTACIÓN 
- ¿Qué es la inhibición conductual ?
- Signos biológicos y de heredabilidad
- Relación entre inhibición conductual y trastornos de   ansiedad derivados
- Comorbilidad

- Detección precoz

- CONCLUSIÓN 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


PRESENTACIÓN


A menudo hablamos y nos preguntamos sobre  si la fobia social se hereda , si forma parte de nosotros desde que nacemos , si  estamos predispuestos a la ansiedad etc
Ya he hablado en este blog sobre la predisposición genética y esta vez quería incidir en la inhibición conductual en la infancia como un rasgo del temperamento heredado.

He estado leyendo al respecto y os hago un resumen de lo que me ha parecido más interesante .


Hay  estudios  que indican que un patrón estable de inhibición comportamental puede incrementar el riesgo de padecer trastornos de ansiedad, y especialmente de ansiedad social.


La Inhibición Conductual (IC) es un rasgo temperamental definido por el miedo extremo ante la novedad y la dificultad para explorar los estímulos nuevos, ya sean personas u objetos Los niños inhibidos son aquellos que renuncian al contacto con todo aquello que no les es familiar y por tanto, marcará el estilo del niño en el momento de enfrentarse a lo desconocido”


Pese a ello, los estudios  apuntan a que no todos los niños ansiosos muestran un comportamiento inhibido ni todos los niños con inhibición conductual sufren trastornos de ansiedad ,pero la inhibición de conducta ante extraños constituye un factor de riesgo para la aparición posterior de trastornos de ansiedad.
Mick y Telch (1998) publican sus hallazgos al respecto


Dada esta disparidad, sería necesario estudiar qué otros factores están implicados.



SIGNOS BIOLÓGICOS Y DE HEREDABILIDAD


Los autores consideran que estos comportamientos tienen una base genética, observándose su heredabilidad por la frecuencia con que aparecen en familiares en primer grado, y son detectables ya en los primeros meses de vida, manteniéndose estables a través del tiempo e influenciando el desarrollo de la personalidad.


¿Cómo son los niños con estas características?

  • Presentan signos de una mayor activación psicofisiológica
(Mayor frecuencia cardíaca basal, una respuesta incrementada de dilatación pupilar y mayores niveles de cortisol…)


  • Responden  a estímulos o acontecimientos nuevos con activación excesiva y con comportamientos de evitación y alejamiento.


Ante situaciones mínimas de estrés , presentan una mayor frecuencia cardíaca mientras  dura esa situación  que los que no presentan inhibición de conducta.


  • Los niveles de cortisol salivar son más altos, comparados con niños no “inhibidos” muestran más bajo umbral de activación de los circuitos hipotalámicos y amigdalar ante situaciones no familiares.

  • Se postula qué asimetrías en la actividad del cortex cerebral frontal pueden constituir un marcador biológico de esta característica del temperamento.


En concreto, desde el año 2000, un gran número de estudios se han centrado en conocer la relación existente entre la inhibición conductual  y la psicopatología, las variables asociadas con la inhibición y los métodos para evaluarla.


Nota:
Aunque la presencia de Inhibicion  se observa muy tempranamente en la vida , para su detección es necesario considerar el período evolutivo en el que se encuentra el niño.


RELACIÓN ENTRE INHIBICIÓN CONDUCTUAL Y LOS TRASTORNOS DE ANSIEDAD


Cuando se trata de niños que permanecen inhibidos de forma estable a lo largo del tiempo la inhibición conductual se contempla como un marcador  de vulnerabilidad biológica para el desarrollo de trastornos de ansiedad.

La edad normal de inicio en la infancia de un trastorno de ansiedad se sitúa entre los 7 y 12 años , sin embargo, la primera adquisición de los temores puede ser mucho más temprana .


En este sentido, señalan que los niños inhibidos de 4 años son significativamente más propensos a ser diagnosticados, a los 6 años, con fobia social y trastorno de ansiedad generalizada frente a los no inhibidos.

Aunque la prevalencia de los trastornos de ansiedad cambia considerablemente en función de la edad, de los instrumentos de evaluación o de la fuente de información, se estima que entre un 15 y un 20% de niños y adolescentes desarrollan un trastorno de ansiedad; siendo la ansiedad por separación, junto a las fobias específicas, los más frecuentes en población infanto-juvenil (Beesdo, Knappe y Pine, 2009).


Los resultados muestran que, efectivamente, los niños con inhibición conductual presentan un riesgo de desarrollar una fobia social siete veces mayor que los niños sin inhibición conductual. En otras palabras, más del 40% de los niños con inhibición conductual acabarán sufriendo una fobia social.
                                          
Características de la variable Inhibición:


  • Los niños inhibidos experimentan una gran ansiedad ante estímulos desconocidos, inciertos o cambiantes, por lo que reaccionan inicialmente mostrando signos de sufrimiento, moderación del comportamiento y latencias largas para interactuar. También, suelen dejar de jugar, hablar y tratan de permanecer cerca de la seguridad que ofrecen sus padres (Kagan, Snidman y Arcus, 1998).


  • Ir al colegio es una actividad particularmente estresante para los niños inhibidos lo que hace que se impliquen menos en actividades sociales y puedan experimentar dificultades de adaptación a largo plazo.


  • Los niños inhibidos son evaluados por sus maestros con mayor número de problemas emocionales que sus compañeros


  • Muestran habitualmente un comportamiento reservado e índices mayores de ansiedad durante el juego libre con sus compañeros de colegio


  • Fuera del contexto escolar:   Las madres describen a sus hijos inhibidos como menos activos socialmente con sus semejantes y más propensos a jugar solos en casa con un amigo ,  lo que aumenta el riesgo de presentar malas relaciones, rechazo y exclusión de sus iguales .


Los estudios revelan que cerca de un 10% de los niños que en la edad preescolar presentan inhibición conductual continúan expresándola durante la infancia, adolescencia y adultez (Kagan y Snidman, 2004).

Relación de la inhibición conductual y los trastornos de ansiedad con otras variables: 

Los estudios citados relacionan la inhibicion conductual con la etiología de los trastornos de ansiedad en la infancia.
Pero ya que los datos demuestran que no todos los niños ansiosos presentan un comportamiento inhibido y no todos los niños con inhibición conductual  sufren patologías relacionadas con la ansiedad, resulta necesario conocer qué otros factores pueden estar implicados en el origen, desarrollo y mantenimiento de la relación entre inhibicion conductual  y los trastornos de ansiedad.
Ante esto, cabe la pregunta de en qué condiciones los niños con inhibición conductual desarrollan trastornos de ansiedad.
Para dar respuesta a esta cuestión, los estudios analizan la existencia de otras variables que pueden ser mediadoras de esta relación.

En esta línea, las investigaciones señalan:


  • Que los niños de padres con algún trastorno de ansiedad presentan un mayor riesgo de manifestar inhibición conductual y desarrollar un trastorno de ansiedad en edades tempranas.


  • Del mismo modo, el estilo educativo de los padres es otra variable de riesgo implicada en el desarrollo de los trastornos de ansiedad .


  • Cuando los padres se muestran poco afectivos en la relación con sus hijos, les exteriorizan poca aceptación y un bajo nivel de afinidad, generan una mayor probabilidad de desarrollar una relación insegura, que a su vez posibilita el desarrollo de trastornos de ansiedad.


  • Protección excesiva y un alto control de los padres pueden transmitir al niño un mensaje de que el mundo es un lugar peligroso y reducir el contacto del niño con estímulos novedosos o eventos amenazantes, minimizando las experiencias del niño y pudiendo reforzar la dependencia hacia los demás.


Aunque estos estudios señalan la posibilidad de que las prácticas de crianza moderan la relación entre el temperamento y la vulnerabilidad psicológica posterior de los niños, resulta evidente, que se necesita más investigación para entender mejor la contribución de los factores específicos de crianza ya que el comportamiento de los padres, según los estudios realizados, podría entenderse como una causa de la ansiedad en los niños, como una respuesta de los padres a la ansiedad de sus hijos o como la expresión de la propiedad ansiedad de los padres.

Hay otros factores de vulnerabilidad como:


  • Un apego inseguro entre padres e hijos,
  • Los estilos negativos de crianza,
  • Las experiencias de aprendizaje específicos o los sucesos vitales estresantes que pueden contribuir a ello.


COMORBILIDAD


La comorbilidad de la fobia social con otros trastornos de ansiedad es muy alta en la infancia, lo que ha planteado interesantes cuestiones diagnósticas.


La fobia social se ha asociado comórbidamente con gran frecuencia con otros trastornos por ansiedad - trastorno de ansiedad excesiva (TAE), asimilado en el DSM-IV al trastorno por ansiedad generalizada, trastorno por ansiedad de separación (TAS), por evitación (TE) y depresivos .

Se observa que el trastorno por evitación y la fobia social se asociaban frecuentemente, y ambos no se distinguían más que por la edad de presentación, siendo el trastorno de evitación de aparición más precoz.


Para ellos los síntomas de este cuadro clínico, por su pronta aparición y estabilidad en el tiempo, podrían ser más bien, expresión de rasgos incipientes de personalidad por evitación, que contribuían a la posterior aparición de fobia social.


En este estudio, realizado en población clínica, señalan que todos los niños que consultaron por fobia social presentaban al menos otro trastorno de ansiedad, siendo el más frecuente el de trastorno de ansiedad excesiva (TAE) (83%). También las fobias simples aparecían asociadas en casi la mitad de los casos.


Respecto a los trastornos de alimentación, algunos estudios investigan los antecedentes de trastornos de ansiedad en la infancia de mujeres con anorexia nerviosa y bulimia nerviosa . Se hallaron con una frecuencia elevada, en el 90% de las anorexias y 94% de las bulímicas. La ansiedad social se asociaba significativamente a la bulimia, precediéndola, y con menor frecuencia a la anorexia nerviosa.


La fobia social es uno de los trastornos a los que se asocia más psicopatología tanto del eje I como del II, agravando la clínica y complicando el tratamiento.


El hecho de que la ansiedad social sea con frecuencia el trastorno primario, que originaría los demás, insta a un reconocimiento clínico y tratamiento precoz.


La comorbilidad entre dos o más trastornos agrava la clínica, aumenta el deterioro académico y laboral e influye negativamente en la evolución clínica y respuesta al tratamiento.



DETECCIÓN PRECOZ

Identificar los factores de riesgo en la infancia es fundamental para prevenir el desarrollo de trastornos psiquiátricos en la edad adulta.


La inhibición conductual es un factor de riesgo de primer orden para la fobia social.


Identificarla a tiempo podría permitir la aplicación de tratamientos preventivos breves (algunos de ellos dirigidos a los padres) que ya han demostrado ser capaces de reducir el desarrollo de síntomas de ansiedad y de otros trastornos psiquiátricos en seguimientos de hasta tres años de duración


El diagnóstico precoz tiene la mayor importancia por diversos hechos:


La influencia negativa, por su precoz aparición, en importantes procesos del desarrollo del niño o adolescente.


La frecuente evolución a la cronicidad de este cuadro clínico.


Su elevada comorbilidad con otros tipos de psicopatología en estas edades.

Fracaso escolar.


Uso y abuso de substancias o trastornos del comportamiento, entre otros.


Se ha subrayado además la resistencia al tratamiento cuando la fobia social comienza antes de los 11 años.

Dadas las ventajas que una detección precoz de la inhibición conductual podría tener en los niños y teniendo en cuenta que ésta es sensible a la influencia de variables contextuales (Goldsmith et al., 1987), la etapa preescolar parece un momento idóneo para llevar a cabo su evaluación. Ya que es una etapa de la infancia lo suficientemente adelantada como para que la detección pueda ser considerada temprana y, al mismo tiempo, es lo suficientemente tarde como para poder obtener información de diferentes contextos, incluido el colegio.

Para la evaluación de la inhibición conductual  suele utilizarse tres procedimientos:


  • Las pruebas de laboratorio,
  • la observación directa
  • y los instrumentos de lápiz y papel
(Ballespí y Jané, 2002).


CONCLUSIÓN

La evaluación temprana y exhaustiva de la inhibición conductual , como una de las variables implicadas en el desarrollo de la ansiedad, se convierte en un interesante recurso de prevención primaria (Mick y Telch, 1998).


Ya que, como se ha señalado :

  • Los trastornos de ansiedad en la infancia no suelen remitir sin tratamiento (Costello et al., 2003),


  • Pueden continuar en la edad adulta (Kagan et al., 2007)


  • Se relacionan con la presencia de dificultades psicosociales en el niño (Brent et al., 1998; Messer y Beidel, 1994)


  • y aumentan el riesgo de desarrollar otros trastornos psiquiátricos comórbidos (Curry y Murphy, 1995; Thapar y McGuffin, 1997).

    Discusión:

En cuanto a los procedimientos de evaluación:
Resultaría imprescindible que las futuras investigaciones trabajaran en la creación o perfeccionamiento de nuevos y sencillos instrumentos para la evaluación precoz de la inhibición conductual , para trabajar en la identificación temprana de los trastornos de ansiedad en niños, convirtiendo este posible adelanto en un interesante recurso para prevenir su aparición (Morizot y Vitaro, 2003).


Desarrollar o perfeccionar programas de intervención escolar sobre la inhibición conductual y los trastornos de ansiedad (Taboada et al., 1998) y así poder mejorar su eficacia.
En este sentido, las investigaciones señalan que las intervenciones en la etapa preescolar tienen un alto impacto en los niños, ya que a estas edades son muy susceptibles a las influencias ambientales (Urzúa, Ramos, Alday y Alquinta, 2010).

En definitiva, para conocer y evitar las influencias negativas de la inhibición conductual y los trastornos de ansiedad en los niños, las futuras investigaciones deberían realizar estudios longitudinales, que incluyeran el mayor número posible de fuentes de información y que utilizasen instrumentos de evaluación de la 
inhibición conductual en edades cada vez más precoces; lo que posibilitaría anticipar el conocimiento de un mayor riesgo de desarrollar trastornos de ansiedad en la infancia.


Además, estos estudios deberían profundizar en variables ya estudiadas e investigar otras nuevas para descubrir la direccionalidad de las influencias y los efectos aditivos de las interacciones entre variables.



FUENTE


 Ordóñez-Ortega Lourdes Espinosa-Fernández Luis-Joaquín García-López José-Antonio Muela-Martínez
Universidad de Jaén, España

(Revisión de las investigaciones llevadas a cabo sobre la inhibición conductual . Estado actual)