COMPARTIR

jueves, 28 de enero de 2016

ANOREXIA 6: El cambio de chip



         Anorexia 6
          -   Cómo era mi vida social entonces
          -   De cómo empecé a cambiar el chip
          -   Epílogo
   
¿Cómo era mi vida social por entonces?
Mis únicas amigas eran , y siguen siendo, dos a las que quería , y sigo queriendo, un montón, pues son ya como parte de mi familia y de mí, 
 pero por entonces yo estaba desganada de todo.
Las actividades que tenía con ellas no me llenaban, siempre acabábamos un domingo pej , tomando café tras café y hablando, ellas, porque acabaron por tener más cosas de unión y comunes, de las que hablar que yo, al no apuntarme a muchas de sus actividades.

Mi enfermedad además hacía que estuviera siempre débil, deprimida y con pocas ganas de nada.
El caso es que me aburría y muchas veces daba excusas para no salir con lo que me encerré aún más, por no hablar de las huidas cuando el plan incluía algo que me daba “miedo”, como coger un tren, ir a un lugar concurrido, salir de noche… y las daba excusas para no pasar por ello.


DE COMO EMPECÉ A CAMBIAR EL CHIP

No recuerdo cómo empecé a cambiar el tema con la comida ni porqué, pero lo hice. Me costó mucho y descarté de mi dieta, incluso hoy en día, ciertos alimentos, pero más o menos empecé a comer.


26-04-
Fui al PSI, está muy contento, no me extraña , me estoy recuperando a marchas forzadas, ya peso 52 kg 100gr
Y no me asusta del todo , incluso quisiera subir algo más, no mucho más, pero sí más , por xxxxx , quiero estar guapa para él , si le perdiera creo que volverían mis manías.


Acabaron por medicarme quizá fue eso el empujón que necesitaba, quizá cambiar el ánimo y una nueva vida que parecía se presentaba para mí, porque conocí a mi actual marido.


Epílogo
 
He seguido yendo a psicólogos y psiquiatras. He probado otras veces más medicarme, al final me he quedado con los ansiolíticos a la carta, como yo le digo. Siempre tengo a mano allá donde voy.
 Se me han añadido nuevas patologías,  miedos, trastornos de ansiedad ... como los psicólogos lo llaman, generalizando y  evitando dar más  diagnósticos , aunque me hablan de angustia, pánico,  ansiedad generalizada,  agorafobia…. ,pero de nuevo lo he dejado por imposible . Solo me ocasiona  una ansiedad extra y ningún avance.

Intenté varias veces trabajar en esta nueva etapa pasándolo tan mal, ataques de llanto ,angustia, de nuevo dejar de comer, sin dormir, en constante estado de estrés..y no solo mientras trabajaba ,sino en casa pensando que al día siguiente tendría que volver, era un no descansar.
Hasta  que dejé de lado el mundo laboral, que de hecho no ha existido prácticamente nunca. Supongo que mi vida sigue limitada, pero ya está adaptada, ahora he aprendido a vivir así

Para terminar decir que de la anorexia no te curas nunca del todoaprendes a controlarlo un poco, pero surge de nuevo en momentos de crisis, cuando te encuentras con contratiempos ,limitaciones, frustraciones, indefensiones , miedos...,y con la fobia social éstos son  un no acabar.
Puedo pasar varias semanas sin casi comer cuando esto ocurre y solo me relaja el hecho de pesarme y ver que voy perdiendo peso de forma alarmante.
Es como si me centrara en ese objetivo y el resto pasara a segundo plano, sin pasar.
Es como si metiéndome en ese mundo autodestructivo ,suicida al fin y al cabo, pudiera luchar y gritar al mundo, como si así me fueran a ver mejor, aliviando mi frustración . Es un método evasivo ,no puedo enfrentar la realidad. Es sumergirme en mi dolor.
Pero una vez pasada la crisis , soy capaz de volver a la normalidad, ya no corre peligro mi vida.
También me han quedado  muchas manías con la comida, no soporto las cosas fritas pej, son mínimas en mi dieta, siempre que es posible a la plancha.No soporto los olores a comida  y los guisos con aparente grasa me dan asco .

Ya no es por adelgazar, mi peso sigue estando en  el límite ,pero dentro de lo sano. Procuro no bajar de ahí.
Se puede decir que no ceno casi nunca y cuando lo hago solo pico cosas , me sigue repeliendo cenar en condiciones y con pan pej .Mis desayunos se limitan a un café con leche y tres galletas y nunca meriendo .
Las comidas son mi plato fuerte y aún así hago muchas tonterías .Me niego a comer un segundo plato a veces pej y no como fruta prácticamente nunca.
Me gustan muchos las golosinas de niños y de esas puedo comer a deshoras , mi dieta es absolutamente inconveniente . Odio cocinar y como peor cuando cocino. Siempre estoy cansada y a menudo con anemia
Pero no dejo de comer por sistema.

Esta es mi historia y no es de las peores.
 La anorexia es una enfermedad muy grave que te puede costar la vida, porque llega un momento en que todo te da igual.
Si el no morirte implica subir de peso, prefieres morirte.
Pierdes absolutamente el control ,aunque nosotros pensemos justamente que  lo tenemos.
Llegas a un punto como de no retorno y lo que quizás empezó como una tontería, como método evasivo en mi caso , se te escapa de las manos y no puedes parar ni atender a razones, aunque sepas las consecuencias y las entiendas.Te engañas siempre, no estoy tan mal, son unos exagerados etc…
En mi caso me lo provocó mi desadaptación al mundo , la fobia social.

Por eso reivindico siempre que la fobia social es mucho más y es MUY importante darla a conocer.

Fin 



1 comentario:

  1. Excelente artículo porque muestras la severidad de la anorexia y como lo has vivido en carne propia. Tambien es importante destacar que lo has llegado a controlar si no del todo, en parte. Es un buen testimonio para mujeres que están lidiando con sus anorexia y piensen que no existe solución. tambien me gusta el artículo porque deja bien claro que la causa de la anorexia, al menos en tu caso, es la fobia social y no al revés. Lo digo porque a muchas anoréxicas las tratan como si la fobia social fuera una consecuencia de la anorexia debido a la perdida de la aparencia física. tengo un artículo de una reconocida médico psiquiatra chilena que postula que la anorexia es el trastorno de fondo la cual se desarrolla como consecuencia de la pérdida del peso corporal. felicitaciones por el artículo, lo encuentro de gran valor para las mujeres que se puedan ver afectadas por anorexia. Un gran aporte, felicitaciones!!

    ResponderEliminar